José Sarmiento Bravo, Director General in Memoriam

ZONAMACO propone ‘nuevas maneras de vivir, ver y consumir el arte contemporáneo’

VIRGINIA BAUTISTA

CIUDAD DE MÉXICO.

Desde unos baúles Louis Vuitton intervenidos por artesanos zapotecas y unos comales hechos en Chiapas “zurcidos” con hilo de oro, hasta una instalación que revalora la estética de los tianguis y la oferta de 210 galerías provenientes de 26 países de América, Europa y Asia. ZONAMACO propone este año “nuevas maneras de vivir, ver y consumir el arte contemporáneo”.

Zélika García, fundadora hace 17 años del encuentro “más importante de América Latina en su tipo”, comentó ayer lo anterior al destacar, en rueda de prensa, que uno de los logros más importantes es que por primera vez cohabitarán en el Centro Citibanamex, del 5 a 9 de febrero, las cuatro ferias ZONAMACO: Arte Contemporáneo, Diseño, Foto y Salón (antigüedades).

Es una exposición más rica e integral. La idea no es sólo incentivar el coleccionismo, sino establecer un diálogo entre disciplinas, que sea un espacio de encuentro entre artistas y tendencias”, destacó la directora artística Tania Ragasol.

Por su parte, Anna Goetz, curadora de Foro, la nueva sección de la feria, explicó que ésta busca impulsar galerías de “media carrera” bajo el concepto “relaciones abiertas”, que se refiere a la apertura a nuevas ideas de presentación, así como a formas de trabajo conjuntas entre galerías y artistas.

Vivimos un tiempo definido por un cambio fundamental en cómo nos comunicamos, incluso en cómo comemos. Por esta razón deberíamos repensar el modus operandi establecido del arte. Foro es una plataforma de posibilidades.

Debuta como una propuesta de cuestionar la presentación tradicional de la feria, invitando a las galerías a proponer formatos alternativos para presentar propuestas artísticas exhaustivas con presentaciones más ambiciosas, lúdicas y no convencionales”, explicó.

Ragasol agregó que ZONAMACO Sur, curada por primera vez por el español Juan Canela, este año pretende reflejar el movimiento de ampliación de las narrativas históricas del arte que han prosperado durante el último milenio.

En los últimos 20 años, los cánones artísticos han sido cada vez más revisados y expandidos para abarcar prácticas que habían sido pasadas por alto por el contexto artístico debido a distintas razones, como la ubicación geográfica, la raza o el género”, añadió.

La propuesta de ZONAMACO Foto también llama la atención. Su curador, Johann Mergenthaler, detalló que los 19 proyectos que integra esta sección invitan no sólo a evocar la fotografía, sino también a analizar con detenimiento la imagen. “Ahora que estamos inundados de fotos digitales, es vital darnos el tiempo de pensar la imagen, darle identidad”.

Y Daniel Liebsohn, miembro del comité de selección para ZONAMACO Salón, señaló que “el arte viaja a través del tiempo”, por lo que los 12 anticuarios que exhibirán su oferta revisarán sus nexos con el arte contemporáneo y éste “entrará al mundo íntimo de las antigüedades”.

Se destacaron además los diez años de la sección Diseño. La coordinadora, Cecilia León de la Barra, indicó que este 2020 serán 32 galerías, tanto mexicanas como internacionales, las que exhibirán objetos decorativos, tapetes y mobiliario. “Queremos fomentar el coleccionismo, aunque sean piezas de uso cotidiano”.

También en esta edición, ZONAMACO Arte Contemporáneo presentará la Plaza de la Informalidad, proyecto curatorial propuesto y liderado por Marco Rountree y Alma Saladín, que tomará el lugar de SAMPLE, exposición que se llevó a cabo durante varios años con artistas jóvenes. Es una instalación colectiva de espacios independientes, que rendirá homenaje a las economías ocultas y a la estética de los tianguis y puestos callejeros.

Este encuentro ofrecerá un programa de conferencias sobre arte, diseño y fotografía, impartidas por invitados internacionales, como Kate Fowle, la directora del MoMA PS1; el artista Olaf Breuning; William J. Simmons, ensayista, poeta y rector adjunto de Humanidades en Historia del Arte del programa PhD en University of Southern California, y Zoë Ryan, curadora del Art Institute of Chicago.