José Sarmiento Bravo, Director General in Memoriam

Ya nadie quiere estudiar en el Tec

Han engañado a padres de familia y a los alumnos con el tema del edificio

José Sarmiento

Martínez de la Torre, Ver.-

“Ya casi nadie quiere estudiar  en el Instituto Tecnológico de Martínez de la Torre, nos han engañado, ha bajado la calidad educativa y no contamos con espacios dignos para recibir nuestra enseñanza, y en algunos laboratorios carecen de lo más elemental”, expresó una joven estudiante que por temor a represalias, pidió que sólo la llamáramos “Nancy”

Supuestamente sería la casa de estudios más importante de Martínez de la Torre pero hasta la UGM o el Centro de Estudios Superiores de Martínez de la Torre tiene mejores instalaciones y mayor nivel educativo,  y en el Tecnológico año con año nos dicen “Ya vamos  a tener edificio propio”,  pero todo es mentira.

Si  Protección Civil hiciera su trabajo ya hubiera clausurado espacios inseguros que son utilizados como aulas,  estamos encerrados y en caso de alguna contingencia  pudiera registrarse una desgracias, debido a que esos lugares no cuentan con salidas de emergencia, dijo la entrevistada.

Señaló que lo más lamentable es que ha decaído considerablemente la calidad educativa, no se le da seguimiento a la visitas a empresas como anteriormente se hacía, en los laboratorios tienen que trabajar hacinados y además no cuentan con las herramientas necesarias para hacer sus prácticas de aprendizaje.

Señaló que la directora del plantel educativo Rafaela Mendoza García   sin preocuparse por la calidad educativa, desplazó a personal capacitado y con experiencia,  que vive aquí en esta zona y  que hacía bien su labor,  por compadres y amigos que llegaron de la sierra de Zongolica.

Se ha engañado a los alumnos y a padres de familia, les dicen que ya están construyendo el edificio H que albergara al Tecnológico, pero lo cierto es que los trabajos están detenidos, e incluso el terreno donde se construye a pausas,   está ubicado rumbo a la comunidad rural  Cartago,   en una zona donde no hay agua potable y mucho menos energía eléctrica, pero además es un lugar totalmente inseguro.

Son más de tres kilómetros de terracería, por una zona totalmente despoblada, insegura y que por las noches cuando los estudiantes  salgan de la escuela serán presas fáciles de la delincuencia, por eso y por muchas cosas más ya no queremos estudiar  en el Tec, dijo Nancy seriamente preocupada.