José Sarmiento Bravo, Director General in Memoriam

VIDA Y ESTILO¡Eres supersticioso!, averigua un poco más sobre los rituales de Año Nuevo

México.- Gran cantidad de personas reciben el año nuevo no sólo brindando por que el año venidero esté lleno de cosas positivas y comiendo las 12 uvas y con cada una de ellas pidiendo un deseo o haber escrito la lista de propósitos.

Para comenzar con el pie derecho el año nuevo, diversas personas debido a sus supersticiones, realizan rituales para que durante los 12 meses esté presente en sus hogares la abundancia en todos los sentidos, felicidad, que el amor siga presente con su pareja o encontrar un nuevo amor, obtener un buen trabajo, entre otros.

 

De acuerdo a los expertos, este tipo de rituales carecen por completo de sentido científico, ya que las personas se dejan llevar por lo que lee, escuchan o por supersticiones que manejan familiares o amistades.

«El pensamiento mágico lo que hace es sustituir todo aquello que la gente no puede explicar, pero también expresa el anhelo, el deseo la esperanza, de que las cosas puedan funcionar como la gente quisiera que funcionaran, esto también tiene que ver con una lógica de actuación, que no es para nada racional, pensando nuevamente en el pensamiento científico, válgame la repetición del término, y que la gente busca sustituir pues el miedo, la desesperanza, la frustración por este tipo de placebos psicológicos » manifestó Saúl Arellano, sociólogo.

Por lo regular, las personas terminan creyendo todo a cerca de este tipo de actividades ya sea tener el color de cierta ropa interior, las 12 uvas de Año Nuevo, el hilo en el dedo, el comprar ciertos tipos de velas aromáticas o el observar cierto color en un gato ha provocado un sinnúmero de supersticiones que lo relacionan con la buena suerte.

Foto: Diario Basta
Las personas a final de cuentas creen en lo que sea más conveniente para ellos, especialmente cuando existe una nueva época llena de posibles propósitos por cumplir, no obstante, con tal de buscar el ‘camino fácil’ la gente relaciona este tipo de rituales con la oportunidad de que incrementen sus posibilidades de conseguir amor, dinero y felicidad, casi siempre en el pensamiento mítico y no en el crítico.

«Las personas casi siempre recurren al pensamiento mítico, al pensamiento milenarista, los pensamientos escatológicos, es decir estos pensamientos del fin del mundo, y evidentemente recurren a la religiosidad y la fe» agregó Saúl Arellano.

Pero, cabe aclarar que no todos piensan igual pues según ciertas declaraciones por parte de los leoneses, el lograr tus propósitos de Año Nuevo depende de uno mismo y no netamente de este tipo de actividades.

Foto: Quadratín
«Lo que he buscado o lo que siempre he dicho que necesito o quiero como que lo trato de buscar mucho mucho mucho hasta conseguirlo y es lo que creo más como la ley de la atracción de ‘lo que buscas lo encuentras’, expresó Emmanuel Gonzáles, ciudadano leonés.

Con información de Milenio

También te puede interesar ver: ‘Inocente palo