José Sarmiento Bravo, Director General in Memoriam

Tour de Cine Francés recupera audiencia tras pandemia

Con la reapertura de cines en un aforo al cien por ciento, el Tour de Cine Francés ha podido recuperar parte del número de asistentes que perdió el año pasado por el confinamiento.

En 2020, esta muestra de cine galo fue la única que se realizó de manera presencial en su totalidad, aunque los números respecto a la edición anterior cayeron drásticamente.

“Comparado con el 2019 (donde se registraron 325 mil personas), en 2020 se nos cayó un 75 por ciento la asistencia. Hay que tener en cuenta que en octubre del año pasado el aforo en los cines era de un 30 por ciento”, explica Leopoldo Jiménez, director de la distribuidora Nueva Era Films responsable del tour.

“Arrancamos el 14 de octubre con las proyecciones hace unos días y respecto al año pasado tenemos más público. Estamos pronosticando que vamos a estar un 60 por ciento arriba. Al cierre de esta edición creo que vamos a recuperar mucha asistencia, pero aún no vamos a estar cerca de un año normal como fue el 2019”.

Parte de esta recuperación tiene que ver con la fidelidad que han encontrado con su público, principalmente ubicado en estudiantes universitarios y personas de 50 años en promedio. Además de las oportunidades que han encontrado en plataformas digitales como Cinépolis Klic para mantener sus películas activas todo el año.

“Eso ha sido una gran ayuda porque hacemos un ciclo con lo mejor de ediciones anteriores y eso permite que la gente se ponga al día con las películas que no pudieron ver en las salas de cine. Pero claro que la experiencia de ver las películas en pantalla grande es insustuible para conocer las reacciones de los otros, llorar y reír en sociedad”, explica Jiménez. Lo cierto es que tras el confinamiento, Nueva Era Films está considerando realizar en futuras ediciones una versión híbrida del Tour de Cine Francés. “Estamos pensando combinar el online con el presencial a partir del año 2022. Es algo que definitivamente vamos a tener que adoptar”.

Desde febrero algunas distribuidoras de cine como Cine Caníbal o Alfhaville dieron a conocer la crisis de exhibición que enfrentan después de la pandemia. Leopoldo Jiménez admite que será difícil competir con sus títulos independientes por los espacios en las salas de cine, debido a que cada vez hay más estrenos de grandes producciones.