José Sarmiento Bravo, Director General in Memoriam

Síntomas de la vesícula acodada que van más allá del dolor

Uno de los dolores más intensos que podrías padecer es el de la vesícula acodada, el cual, normalmente se presenta en la parte superior derecha del estómago y muchas veces cometemos el error de no prestarle tanta importancia, por ello, hoy te digo cuáles son los síntomas de la vesícula acodada que van más allá del dolor para que actúes a tiempo.

¿Los corajes afectan tu vesícula?
¿Por qué el rábano es tan bueno para proteger el hígado y la vesícula?

De acuerdo con un estudio publicado en la Scientific Electronic Library Online, la vesícula acodada se presenta cuando la vesícula biliar, un órgano parecido a pera que se ubica debajo del hígado, tiene una malformación parecida a una silueta de brazo, de ahí viene el nombre de “acodadura”.

Como sabrás, la vesícula reservar la bilis, un líquido de color verdoso-amarillento que ayuda con el proceso de digestión, pero al presentar una alteración en su forma puede ocasionar problemas digestivos, obstrucción o inflamación en los intestinos.

 

Síntomas de la vesícula acodada que van más allá del dolor

A pesar de que desconoce la causa de la vesícula acodada o las personas que son más propensas a padecerlo, algunos estudios han determinado que podría tratarse de un factor congénito, es decir, que se presenta desde el periodo de gestación.

Síntomas de la vesícula acodada
Dolor en el área abdominal, el cual, puede ser de ligero a intenso

Problemas digestivos

Indigestión

Obstrucción o inflamación en los intestinos

Inflamación abdominal

Flatulencias continuas

Eructos

Falta de apetito

Náuseas o vómitos

Cuando el problema es crónico se presenta ictericia, (cambio de color en piel y ojos a una tonalidad amarillenta)

Si presentas estos síntomas, lo más recomendable es que acudas con tu médico para que te realice un examen abdominal a profundidad o una ultrasonografía, el tratamiento puede variar dependiendo las observaciones de un especialista, pero normalmente se trata con medicamentos para aliviar el dolor o mediante una cirugía.

Ahora que ya sabes qué es la vesícula acodada, te recomiendo que no pases por alto los síntomas y mucho menos la inflamación abdominal.