José Sarmiento Bravo, Director General in Memoriam

Se podrán recuperar especies en Texcoco

El presidente Andrés Manuel López Obrador emitió ayer un decreto para declarar al Lago de Texcoco como Área Natural Protegida (ANP).

Durante su conferencia matutina, López Obrador añadió que gracias a ello se invertirán en la zona cuatro mil 586 millones de pesos hasta el año 2024 para transformarla en una zona ecológica y construir un parque para la conservación de la flora y fauna.

A pesar de la fragmentación del territorio y los daños causados tras la obra fallida e inconclusa del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) –que canceló el Gobierno de la Cuarta Transformación para dar paso al aeródromo inaugurado el lunes en Santa Lucía, Estado de México– las especies del lugar podrán recuperarse, explica Luis Fueyo Mac Donald, excomisionado Nacional de Áreas Naturales Protegidas de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

“Sí se podrá (recuperar). Eso es totalmente factible mientras haya agua que cumpla las condiciones biológicas necesarias para recibir a aves tanto residentes como migratorias. Eso es posible. Todavía vemos aves en los canales de Xochimilco, los vemos en Tláhuac, y a esto voy, hay que tener una visión mucho más regional, para que no solamente en este sitio haya, sino las haya en todos los cuerpos de agua y que no sigamos presionando tanto la calidad de estos cuerpos de agua como su extensión, porque la presión por la desecación continúa”, indica el también coordinador de Red Mexicana – Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU.

De acuerdo con el texto del decreto, la zona cuenta con una superficie de 14 mil hectáreas y contiene ecosistemas que son el hábitat de 250 especies de flora, más de 370 de fauna y más de 10 especies de hongos y musgo, que podrán recuperarse en esta región.

El especialista en temas medioambientales celebra el decreto, pero destaca que se requieren recursos para que no quede en letra muerta.

“Este decreto establece que la Semarnat, por conducto de la Comisión (Nacional de Áreas Naturales Protegidas, CONANP), será el encargado de administrar, manejar, preservar y restaurar los ecosistemas. Bueno, eso requiere gente, requiere equipamiento, requiere gasto operativo y esto en un contexto de reducción presupuestal. Quisiéramos que este nuevo decreto nazca con los recursos necesarios para que el objeto de su creación se fortalezca”, expone.

De acuerdo con el estudio justificativo presentado en diciembre del año pasado por la Semarnat y la CONANP para designar al Lago de Texcoco como Área Natural Protegida, la zona incluye una superficie de 10 mil hectáreas del humedal original y sigue manteniendo su función como sitio vital para la reproducción, hibernación, alimentación y descanso de diversas especies de aves playeras, llegando a albergar en la zona un poco más de 60 mil aves por año.

El documento agrega que anualmente recibe un promedio de 150 mil aves migratorias que viajan a través de la Ruta Migratoria del Centro. También tiene un registro de al menos 182 especies de aves, de las cuales 30 corresponden al grupo de las aves playeras.

Según el decreto, dentro de la zona de amortiguamiento del área de protección del Lago de Texcoco podrán realizarse actividades como investigación y colecta científicas.

También se contemplan el monitoreo ambiental, educación ambiental, turismo de bajo impacto ambiental, aprovechamiento extractivo de vida silvestre, aprovechamiento no extractivo de vida silvestre, pesca y acuacultura, aprovechamiento forestal, agrícolas y ganaderas, restauración de ecosistemas y reintroducción o repoblación de especies.