José Sarmiento Bravo, Director General in Memoriam

Santuarios pronostican extinción de la mariposa monarca

Sorprendidos porque la mariposa monarca está en la lista de especies en peligro de extinción, ejidatarios de El Rosario, donde se ubica el santuario más grande del mundo, se pronuncian por frenar la tala clandestina y diseñar estrategias para conservar el bosque libre de plagas.

Quienes administran este destino turístico visitado cada año por más de 120 mil personas se sienten abandonados por las administraciones estatal y federal: “Nadie voltea a vernos para apoyarnos en todo lo que hacemos para conservar el hábitat de la mariposa monarca”, dicen.

Marino Argueta Contreras, presidente del Comisariado Ejidal de El Rosario, no ve amenazado al insecto más emblemático de Michoacán, porque la última temporada llegaron 30 por ciento más mariposas que entre agosto del 2020 y marzo del 2021.

Argueta Contreras asegura que los bosques del oriente michoacano, don- de se asienta el hogar de las mariposas cada año, es de los mejores cuidados en la entidad. Pero ve como amenaza la plaga que azota a algunos ejemplares de oyamel, árboles donde hiberna el lepidóptero.

Yo les digo que todo eso es pura mentira, aquí mismo ven los bosques que están muy bien cuidados, sólo el año pasado nos pegó fuerte la plaga, pero ya le echamos ganas nosotros los ejidatarios a hacer la limpieza del bosque, ahorita estamos en lo que es la reforestación”.

Insistió en que se sienten solos, sin apoyos gubernamentales; ellos, los ejidatarios, por el amor que le tienen al medio ambiente, a su bosque y, por supuesto, a la mariposa monarca conservan, reforestan, incluso cuentan con dos viveros donde después de recolectar semillas, reproducen la planta para las reforestaciones.

Lo que pedimos a gritos es que nos apoyen, porque por ejemplo, trabajamos día y noche, que estamos reforestando ahorita y llegamos a casa sin nada más que a echarnos un taco ahí de papitas, frijoles, de verdurita, abandonados por el gobierno que no nos da nada, ningún tipo de apoyo para el trabajo tan fuerte que hacemos los ejidatarios para cuidar el bosque”.

El jefe ejidal insiste en la necesidad de personal técnico especializado en plagas, sobre todo porque a ellos, no les permiten la utilización de químicos, por el cuidado hacia las mariposas, pero tampoco llega la ayuda necesaria.

 

ESTUDIOS
Necesitamos ver de qué manera la vamos a combatir, según el secretario de Medio Ambiente, dijo no hay más que métanle motosierra, pero por el lugar donde estábamos no podemos, yo preguntaba a varios ingenieros si podíamos meter algún fertilizante y fumigar, y dicen que no podemos hacer esos trabajos porque debemos cuidar a nuestra mariposa. Que vengan especialistas a hacer estudios”.

Piden ser incluidos en los proyectos recientemente anunciados por el gobernador de Michoacán, Alfredo Ramírez, y la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, de pago de servicios ambientales a comunidades del oriente michoacano donde se ubican los bosques de oyamel.

Amado Gómez González, presidente municipal de Ocampo, demarcación don- de está ubicado el ejido El Rosario, no ve tan optimista el futuro de los santuarios y de la propia Monarca, “la declaración de especie en peligro de extinción es algo futurista, porque si no cuidamos los bosques, en 10 años ya no habrá mariposas monarca en Michoacán”, dijo en entrevista con Excélsior.

PUBLICIDAD

El edil, hermano del fallecido ambientalista defensor de la mariposa monarca, Homero Gómez, reconoció la labor que los ejidatarios realizan sin cobro alguno, día y noche, con recursos propios y del ayuntamiento, sin que sea suficiente, a pesar de que los municipios aledaños a estos santuarios busquen proyectos conjuntos.

Pero también quiero decir que todos los trabajos que se han hecho en el cuidado del bosque, en todos los santuarios, lo han hecho los ejidatarios, las reforestaciones, el cuidar los montes día y noche, el estar al pendiente de que la mariposa llegue en noviembre y se dé un buen servicio al turista y se cumplan las reglas internas todo lo han hecho ellos, no han tenido apoyo de ningún nivel”.

 

LA PLAGA
Reconoce que como grave el problema de la plaga, sobre todo en la zona de amortiguamiento, no así en la zona núcleo, donde se encuentra el bosque de oyamel en el cual hiberna la mariposa, problema sumado a otros como la tala clandestina, deforestación para fines agrícolas y humanos.

En la zona núcleo de la mariposa está muy bien protegido el bosque, pero te voy a decir que el riesgo está en la zona de amortiguamiento, se está acabando el bosque, no ha habido el cuidado, han habido muchos incendios, deforestación y mucha tala, ha habido mucha invasiónagrícola y de la población”.

El munícipe recordó que la zona de amortiguamiento también es parte de la Reserva de la Biósfera de la Mariposa Monarca, la cual está constituida por más de 56 mil hectáreas, de las cuales 13 mil 500 son de la zona núcleo y más de 40 mil, son de zona de amortiguamiento.

Durante la presente temporada de reforestaciones, los ejidatarios y autorida- des municipales esperan la plantación de 250 mil pinos de oyamel, todo proveniente de sus dos viveros, “porque el bosque es una maquinita de agua” y debemos conservarla, afirman convencidos de su cuidado y protección.

 

PAGOS
Michoacán busca el pago de servicios ambientales a los dueños de los bosques donde hiberna la mariposa monarca La respuesta gubernamental en Michoacán, ante la declaratoria de la mariposa monarca como especie en peligro de extinción por la Unión para la Conservación de la Naturaleza es considerarla y acatarla.

Según el mandatario Alfredo Ramírez Bedolla, no sólo se trata de Michoacán o México, ya que es un fenómeno trinacional, y desde Canadá a Estados Unidos, se debe aportar también en la conservación de la migración de la mariposa monarca, espectáculo mundialmente conocido.

Hay un tema en el oeste norteamericano que se tiene detectado que es donde se da la mayor mortandad, la mayor pérdida de mariposa. El famoso glifosato, que se usa de manera intensiva y masiva en los Estados Unidos y también en México, aunque en México ya pronto va a dejarse y deben dejar de utilizarlo porque mata, sobre todo, el alimento natural que comen las mariposas en su tránsito, es un alimento, algodoncillo le llaman, sobre todo en su recorrido por Estados Unidos, que es donde se tiene más enfocada la alerta”.

En la parte que concierne a México, se habla de una alerta por la conservación de los bosques, los cuales se convierten en la casa de las miles de colonias de lepidóptero.

Ramírez Bedolla busca ante el gobierno federal que se contemple a los ejidos donde están asentados los santuarios para el pago de servicios ambientales por el cuidado de los bosques.

Recordó que a los dueños o poseedores de los bosques en el lado del Estado de México ya se les paga mil 200 pesos al año.

En Michoacán, esperan aplicar ya este esquema de pago por servicios ambientales a los ejidatarios a partir del próximo 2023.