José Sarmiento Bravo, Director General in Memoriam

Sanidad estudia retrasar la segunda dosis de Pfizer 8 semanas para acelerar la vacunación de 70 a 79 años

Retrasar la segunda dosis de Pfizer y Moderna hasta ocho semanas después de aplicar la primera podría reducir el número de fallecidos por covid hasta un 32%. También las hospitalizaciones: entre el 26% y el 31%. Y las infecciones: del 22% al 26%.

Son los datos que exponen los expertos en vacunación que asesoran al Ministerio de Sanidad en una simulación presentada para que pueda ser aprobado mañana. El documento ha llegado  después de semanas de insistencia de varias comunidades, especialmente Catalunya.

Al experimentar en la vida real el efecto de las vacunas de Pfizer y Moderna, que son las que tienen los plazos más cortos para la segunda dosis, se ha comprobado que la protección de la primera dosis alcanza el 80% al cabo de 41 días en los casos de personas institucionalizadas estudiados en Canadá. Aún más si se trataba de persona sanitario.

Hay mucha literatura científica a favor de que la segunda dosis se dé más tarde, porque con el tiempo mejora la capacidad neutralizante del sistema inmunitario y una segunda dosis muy pronto no añade ninguna ganancia. En general. Es lo que ocurre con la mayoría de vacunas.

La pega de retrasar la segunda dosis se concentra en los mayores de 80. Uno de los estudios analizados para la propuesta del grupo de expertos indica que la capacidad neutralizante en las personas mayores de 80 es menor trasla primera dosis que en los menores de esa edad. Con la de Pfizer, por ejemplo, a los 21 días de recibir la primera dosis la capacidad de neutralizar el virus era del 80% en menores de 60 años, del 49% en los de 70 y del 34% en los de más de 80. Auqnue los expertos señalan que podría haber fallos en las pruebas serológicas .

Ante la duda, la propuesta a las comunidades será dar la segunda dosis igual que hasta ahora a los mayores de 80. Pero de 79 años para abajo, la segunda dosis de Pfizer y Moderna se administrará a los 8 semanas. La segunda dosis de Astrazeneca (entre 10 y 12 semanas) se mantendrá igual.

Otros países ya han adoptado decisiones parecidas. Irlanda ha apliado de21 a 28 días el segundo plazo de Pfizer; Dinamarca, Alemania, Francia e Italia recomiendan un intervalo de 6 semanas para Pfizer y Moderna, mientras Finlandia ha situado en 12 semanas todas las segundas dosis. Reino Unido mantiene también 12 semanas para todas esas vacunas y Canadá, cuatro meses.