José Sarmiento Bravo, Director General in Memoriam

Salud / Jabón con manteca de karité y frutos rojos

Su uso continuo previene la aceleración del envejecimiento cutáneo

La manteca de Karité tiene múltiples indicaciones cosméticas debido a sus numerosas propiedades reparadoras. Además de suavizar la piel, le aporta flexibilidad y la hidrata al ser rica en vitaminas A, D, E y F.

Actúa recubriendo la piel con una película invisible que evita la deshidratación y la protege de las agresiones externas, como el sol, el viento o los cambios bruscos de temperatura.

Es muy eficiente en la regeneración de los tejidos y calma las pieles irritadas. Tiene un alto contenido en vitaminas liposolubles. Su alta concentración en vitamina A y E hidrata la piel y genera un efecto calmante; aporta un extra de triterpenos antiinflamatorios que retrasan los efectos del envejecimiento prematuro.

Químicamente está integrado por ácidos palmítico, oleico, linoleico y esteárico así como por esteroles como el estigmasterol y el spinasterol. Entre los beneficios del jabón de manteca de karité destacan el proteger y reparar la piel, gracias a sus propiedades estructurales; aportar hidratación y nutrición que redundan en mayor elasticidad a la piel, convirtiéndolo en uno de los mejores tratamientos para pies y manos ásperas y estrías.

Al aplicarse la manteca de karité forma una película que protege la piel de las agresiones medioambientales (frío o calor excesivos). El jabón de manteca de karité lo puedes usar diariamente en el baño corporal y facial. Te dejará una piel tersa y lozana. ¿Tienes dudas o deseas saber más al respecto? Llama a los teléfonos 812 66 63 y 813 83 80, aquí en Xalapa.

Este jabón contiene compuestos con actividad antiinflamatoria, esenciales en tratamientos antiedad.