José Sarmiento Bravo, Director General in Memoriam

RESEÑA “LA MALDICIÓN DE LA LLORONA”

Una de las leyendas de terror más famosas de México cobra vida en cines; se trata de “La Maldición de la Llorona” que es dirigida por Michael Chaves, escrita por Mikki Daughtry y Tobías Laconis de la mano del productor de “El Conjuro”: James Wan. Ya que este filme es el séptimo de esta famosa franquicia, estrenada el 19 de abril de 2019.

Ignorando la escalofriante advertencia de una madre sobre el peligro que podrían correr sus hijos, una trabajadora social (Linda Cardellini) con dos niños pequeños sufrirá extraños sucesos sobrenaturales. Su única esperanza será escapar de la maldición de La Llorona. En los márgenes donde el miedo y la fe colisionan, tendrán que sobrevivir a su mortal grito, cuyo acecho en la oscuridad no se detendrá, describe la sinopsis.
El filme recurre a los clichés más tradicionales para crear la tensión en el espectador y así provocarle uno que otro susto con apariciones sorpresivas. Uno de los factores para conseguirlo es la muy adecuada distribución del audio, pues hace que el público quede callado, esperando ese gran susto y así logra cautivar al espectador en la sala tal como si estuviera en el lugar de la protagonista.
La película se desarrolla principalmente en ambientes oscuros. Asimismo, el maquillaje presenta al personaje con rasgos de sufrimiento, por lo que el terror crece con sus apariciones.
Por supuesto, los efectos especiales tienen un gran papel dentro de la película, permitiendo aumentar el dramatismo de ciertas acciones, verse más realista y así el espectador se sienta en suspenso la mayor parte de la película.
El filme tiene buen ritmo, aunque al principio va un poco lenta, conforme va pasando el tiempo va teniendo mejor trama. En lo personal me hubiera gustado tener un poco más de historia sobre la llorona, ya que al principio mencionan que fue lo que hizo, pero de manera muy rápida.
Al final, La Maldición de La Llorona cumple con el objetivo de que las audiencias pasen un buen rato en el cine y logren asustarse.