José Sarmiento Bravo, Director General in Memoriam

REFRANES DEL VIEJO

Por Susy Sarmiento.
Y como todas las cosas que El Viejo decía:“Si digo que la burra es parda, es porque tengo los pelos en la mano”; esto viene al caso ante la inquietud de mantenerse en línea informando y formando opinión en los medios de comunicación, aunque los tiempos que enfrentamos no sean los más adecuados para realizar periodismo. Porque no es fácil ejercerlo cuando tenemos los ambientes contaminados por diversas corrientes que han ido amordazando y coartando la libertad de expresión. Ante esto El Viejo no se equivoca y vale mucho esta afirmación si de hacer periodismo se trata, por el riesgo que corren quienes se dedican a esta importante labor y para la cual se debe asumir la gran responsabilidad que se tiene con la sociedad… Riesgos que se corren al denunciar actos y acciones diversas de políticos, empresarios y delincuencia organizada… De ahí que El Viejo con mucha razón afirma que para escribir y publicar se necesita tener bien sustentada e investigada la noticia con veracidad y ciertos de que lo informado es fidedigno y no solo argumentos al vapor. Una muestra la tenemos en las redes sociales donde surgen los conocidos fakes que suelen generar noticias y comentarios falsos sobre situaciones o acontecimientos de diversa índole, al menos así nos lo participaron en reciente conferencia auspiciada por la CEAPP e impartida por el Periodista y Escritor Ricardo Ravelo Galó. Vivímos, estamos y nos movemos en el estanque de la corrupción por ello muchos casos y acosos a reporteros de distintos medios en el país, se han quedado en los archivos y sin seguimiento alguno. Lo cierto es que hacer periodismo no es fácil y sí es tarea que conlleva riesgos, pero de alguna manera se debe realizar esta labor que cuenta con “mucha tela de donde cortar”, como El Viejo decía… En otro orden de ideas, “No todo lo que brilla es oro” y parece ser que algo así está sucediendo con la diputada Adriana Esther Martínez Sánchez, quien ha dado mucho que decir, pero no precisamente de su gestión como tal, si no de su falta de prudencia, tacto y conocimiento de causa sobre su función, por ello El Viejo aduce esta otra máxima: “En tierra de ciegos el tuerto es Rey” y “Ni qué expulgarle a la que es pelona”; ojalá y se avenga de buenos asesores, no sólo de imagen, que le muestren los caminos por andar, aunque su gestión es temporal y ganada como quien sin comprar boleto se gana la lotería, por aquello de no tener un trabajo político que le sume bien decires; pero que le asesoren tal cual, para que ya se cambie su panorama político y no le “anden sacando sus trapitos al sol”… Bueno pues El Viejo alude, “para muestras basta un botón” y como “Santo que no es visto no es adorado”, nos vemos en la próxima, ya viene mi camión.