José Sarmiento Bravo, Director General in Memoriam

Queman presunta casa de la alcaldesa de San José del Rincón durante disturbios por la inseguridad

Estado de México. – Habitantes de San José del Rincón se manifestaron contra la inseguridad e incendiaron vehículos y una casa que presuntamente pertenece a la alcaldesa Ana María Vázquez.

Comerciantes, operadores del transporte público y de carga iniciaron las protestas alrededor del mediodía del domingo.

La carretera Villa Victoria-El Oro fue bloqueada durante varias horas, en tanto que se prendió fuego a una patrulla y se retuvo a un policía municipal y dos estatales.

Autoridades de la Secretaría de Gobierno y la Secretaría de Seguridad del Estado de México llegaron al municipio para dialogar con los pobladores y lograr la liberación de los tres oficiales.

De igual forma acudieron a una casa, presuntamente propiedad de la alcaldesa Ana María Vázquez, y le prendieron fuego. También quemaron un aserradero.

Los manifestantes, quienes denuncian extorsiones por parte de un grupo del crimen organizado, exigieron la presencia de la Guardia Nacional y la destitución del titular de la Dirección de Seguridad Pública Municipal.

El Ayuntamiento de San José del Rincón condenó los actos violentos y la demora provocada con los bloqueos a quienes deseaban regresar a sus casas.

El gobierno municipal se dijo a favor de la libertad de expresión y manifestación, pero en contra del vandalismo.

«Estas reprobables acciones fueron incitadas y realizadas por una minoría, causando disturbios, pánico, agresiones y daños a personas, a vehículos oficiales y particulares, además de irrumpir en propiedad privada, causando destrozos para después incendiar”, refirió en un comunicado.

De esta forma pidió la intervención del Gobierno del Estado de México y Gobierno Federal para, en el ámbito de su competencia, pacificar y mantener el orden y tranquilidad de las familias.

Reiteramos nuestro rechazo a la violencia, y haremos uso de toda la fuerza del estado para deslindar responsabilidades y aplicar la ley, sin distinción alguna”, concluyó.

Con información de Milenio y López-Dóriga Digital