José Sarmiento Bravo, Director General in Memoriam

Qué ver en la Guelaguetza, la fiesta para agradecer

El mes de julio anuncia la llegada de una de las celebraciones más importantes de Oaxaca

El Cerro del Fortín es uno de los símbolos naturales que definen al estado de Oaxaca, el punto más alto y la sede de una de sus fiestas más sensibles, a celebrarse los 22 y 29 de julio de 2019: la Guelaguetza de los Lunes del Cerro.

Ataviados con trajes de gala, bailando las melodías de los chirimiteros (agrupaciones que tocan instrumentos como tambores, flautas de carrizo y chirimías), los hombres y mujeres de las ocho regiones de Oaxaca — Valles Centrales, La Cañada, Papaloapan, la Mixteca, la Costa, el Istmo de Tehuantepec, las Sierras Norte y Sur — llegan al Fortín al iniciar la semana y traen consigo, en las manos o en la cabeza, los productos que nacieron en su tierra, un obsequio para los anfitriones del evento y un acto que reafirma el significado que tiene la palabra zapoteca Guelaguetza: ofrenda o presente.

Aunque las expresiones dancísticas suceden en el escenario principal, la alegría rodea a los visitantes con diversas muestras gastronómicas y artesanales, elementos que distinguen a los oaxaqueños. Enchiladas con tasajo, tamales, empanadas de mole amarillo, atoles o café antes de la fiesta; alebrijes, figuras hechas con barro verde, máscaras de madera y textiles para estar a tono con los protagonistas de esta tradición.

De acuerdo con información de la Secretaría de Turismo de Oaxaca, se han agregado a estas actividades otros espectáculos, “el desfile de las delegaciones organizado a modo de la tradicional Calenda, el sábado anterior a los Lunes del Cerro; lo encabeza la marmota, un gran farol esférico cubierto de tela y le acompañan los gigantes. Además, las Chinas Oaxaqueñas, mujeres que portan canastas con flores, animadas con música y pirotecnia que anuncia su paso”, concluyen. Y para cerrar esta colorida temporada, se lleva a cabo la elección de la Diosa Centéotl y se presenta la obra de teatro “Donají…la Leyenda”, que habla de la hija del rey zapoteca Cosijoeza y de la princesa mexica Coyolicatzin.

De acuerdo con información de la Secretaría de Turismo de Oaxaca, se han agregado a estas actividades otros espectáculos, “el desfile de las delegaciones organizado a modo de la tradicional Calenda, el sábado anterior a los Lunes del Cerro; lo encabeza la marmota, un gran farol esférico cubierto de tela y le acompañan los gigantes. Además, las Chinas Oaxaqueñas, mujeres que portan canastas con flores, animadas con música y pirotecnia que anuncia su paso”, concluyen.

Y para cerrar esta colorida temporada, se lleva a cabo la elección de la Diosa Centéotl y se presenta la obra de teatro “Donají…la Leyenda”, que habla de la hija del rey zapoteca Cosijoeza y de la princesa mexica Coyolicatzin.

RELACIONADO
Comentarios