José Sarmiento Bravo, Director General in Memoriam

Qué sucede en tu cuerpo cuando comienzas a usar anticonceptivos

México.- Cuando comenzamos nuestra vida sexual activa, nos entran dudas respecto al método anticonceptivo acto para cuidarnos y no correr el riesgo de embarazarnos. Lo más sencillo es usar un preservativo, pero de igual manera a veces deseamos experimentar con otros métodos que resulten totalmente seguros.

Podemos comenzar a investigar en Internet, libros, revistas, entre otros tantos medios cuántos tipos de anticonceptivos existen, cuáles son los más utilizados, cuáles son mejores que otros, los grados de eficacia; hay diversas opciones para cuidarnos, como el DIU, las inyecciones, píldoras, implante, parche, anillo vaginal, etcétera. Más sin embargo, a pesar de existir muchos métodos, nadie te comenta lo que pasa en tu cuerpo cuando los empiezas a usar.

Algunos anticonceptivos contienen estrógeno y progesterona, estas hormonas impiden la ovulación, modifican la mucosa del cuello uterino, y bueno, es casi imposible que puedas embarazarte (aunque siempre hay un margen de error). Una vez que dejas de tomar los anticonceptivos nuestro cuerpo reaccionará a la falta de hormonas y es probable que presentemos los efectos secundarios:

-Aumento de peso: cada cuerpo es diferente, en algunos casos sí se da una retención de líquidos que te hace subir de peso

-Brotes de acné: hormonas como prostágeno y progestina aumentan los índices de grasa en la piel; mediante la activación de los aceites en la piel es muy probable que te salga acné

– Los senos pueden aumentar o disminuir de tamaño

– Tiroides: los cambios hormonales la pueden afectar

– Cólicos menstruales intensos

– Flujo más abundante

– Aumento de deseo sexual

Los anticonceptivos también afectan tu estado de ánimo, sí, debes creerle a tu amiga cuando te dice que está molesta o deprimida porque son algunos de los efectos secundarios y no está exagerando. La progesterora sintética afecta a la serotonina causando depresión, ansiedad, irritabilidad, pero no en todos los casos sucede, ya que cada cuerpo es diferente, algunas mujeres son más vulnerables que otras.

Recuerda que si vas a utilizar algún método anticonceptivo es importante que te informes sobre la eficacia y los efectos que tendrán en tu cuerpo, consulta a un ginecólogo para que te indique la mejor opción que se adapte a tu estilo de vida.

Con información de Salud180