José Sarmiento Bravo, Director General in Memoriam

Protestan en España contra gobierno y medidas anticovid

MADRID.

Manifestaciones en coche recorrieron este lunes Madrid y otras ciudades españolas en una convocatoria organizada por el partido de extrema derecha, Vox, para exigir la dimisión del gobierno de izquierda de Pedro Sánchez.

Coincidiendo con el 12 de octubre, la Fiesta Nacional de España, cientos de coches y motos se dieron cita en la avenida de la Castellana con banderas de España.

Durante la manifestación se pudieron leer pancartas con mensajes como “¡Sánchez, vete ya!” o “¡Dimisión!”.

Las redes sociales recogieron imágenes de manifestaciones del mismo tipo en Valencia (este), Málaga y Sevilla (sur).

En la plaza de Colón, en pleno centro de Madrid, muchos manifestantes a pie, con mascarilla y a menudo en familia, se sumaron a los vehículos creando una marea de banderas rojas y amarillas, constató una periodista.

Los manifestantes son muy críticos con la gestión de la pandemia del gobierno socialista de Pedro Sánchez, que el viernes decretó el estado de alarma para Madrid, reduciendo la movilidad de ocho localidades de la comunidad, lo que ha molestado particularmente a los congregados.

El gobierno abusa de su poder y nos impone sus decisiones con un decreto que es anticonstitucional”, afirmó Joaquín, de 62 años, un funcionario que ha preferido no decir su verdadero nombre, como muchos de los manifestantes interrogados.

España es uno de los países europeos más afectados por el coronavirus, con 850 mil casos y 33 mil fallecidos desde el inicio de la pandemia, y se enfrenta ahora a una segunda ola de contagios.

Con el objetivo de disminuir los contagios, la declaración del estado de alarma en Madrid prohíbe durante quince días entrar o salir de la capital y ocho municipios de la región, pero no obliga a los madrileños a permanecer en sus casas.

Este decreto excepcional llega tras un duro pulso entre el gobierno central de izquierda y el gobierno regional de Madrid, dirigido por la derecha.

En España, las competencias en temas de salud pública son responsabilidad de los gobiernos regionales y ambos ejecutivos discrepaban sobre las medidas necesarias para contener el rápido aumento de casos en la capital.