José Sarmiento Bravo, Director General in Memoriam

Presentan nueva propuesta para acuerdo sobre tomate mexicano

NOTIMEX. Con información de MILENIO.

Productores mexicanos presentaron ayer una nueva propuesta “más fuerte“ al Departamento de Comercio de Estados Unidos para alcanzar un acuerdo para cubrir las importaciones de tomate.

Si bien el pasado 7 de mayo concluyó el acuerdo de suspensión de la investigación dumping y condujo a imponer un arancel de 17.5 por ciento, los productores estaban obligados a realizar otra propuesta formal el 22 de mayo.

Ésta fue hecha en tiempo por la Asociación Mexicana de Horticultura Protegida (AMHPAC), la Confederación de Asociaciones Agrícolas del Estado de Sinaloa (CAADES), el Consejo Agrícola de Baja California (CABC), el Sistema Producto Tomate Nacional (SPTN) y la Asociación de Productores de Hortalizas del Yaqui-Mayo (APHYM).

Esta nueva propuesta se basa en las disposiciones más sólidas que contenía el acuerdo anterior y las que se presentaron en la última propuesta mexicana del 2 de abril, con la intención de lograr un nivel de cumplimiento sin precedentes.

En ella se incluyen nuevos precios de referencia con incrementos de hasta 180 por ciento para una categoría ampliada de tomates, detallaron esas agrupaciones en un comunicado.

También se consideró la expiación de la orden de comercialización del Departamento de Agricultura (USDA, por sus siglas en inglés) en tomates para cubrir todas las categorías, lo que traería el cumplimiento de obligaciones a la frontera por primera vez.

De manera que a los tomates que no cumplan con la orden de comercialización, se les negaría su ingreso hacia el vecino país del norte, donde uno de cada dos hortalizas son de origen mexicano.

El nuevo acuerdo también propone la eliminación de 100 por ciento del producto defectuoso del mercado de los Estados Unidos, a través de su devolución a México, cuando supere cierto umbral y destrucción supervisada por el Departamento de Agricultura, expusieron.

“Presentamos una propuesta muy sólida en abril. Desde entonces, hemos logrado un progreso limitado en las negociaciones. Esperamos que el Departamento de Comercio y los productores de Florida vean de cerca esta propuesta para que se den cuenta lo fuerte que es”, dijo Rosario Antonio Beltrán, presidente de la División de Hortalizas de CAADES.

Benjamín Esquer, representante de la Asociación de Productores del Yaqui-Mayo agregó: “Nuestros productores están ansiosos por volver al trabajo y esperamos que esta propuesta termine finalmente con este largo proceso que ha afectado a tanta gente en ambos países”.

“Esta es una propuesta aún más fuerte que la que presentamos en abril. Es hora de llegar a un nuevo acuerdo”, señaló el presidente del Consejo Agrícola de Baja California, Salvador García.

La propuesta contempla:

  • Nuevos precios de referencia con incrementos de hasta 180 por ciento para una categoría ampliada de tomates.
  • Traer por primera vez a la frontera obligaciones de cumplimiento en los requisitos de calidad; de tal forma que los jitomates que no cumplan con la orden de comercialización, se les negaría su ingreso a EU.
  • Eliminación del 100 por ciento del producto defectuoso del mercado de Estados Unidos a través de su devolución a México, cuando el producto en destino supere cierto umbral y/o la destrucción supervisada por el Departamento de Agricultura de EU.
  • Nuevas penalizaciones para envíos que contengan por encima de un cierto nivel de producto defectuoso.
  • Expansión del proceso formal para facilitar la denuncia de supuestas violaciones del acuerdo.
  • Medidas para evitar casos de elusión cuando una exportación se realiza bajo el número de identificación de otro exportador.
  • Mayores Obligaciones para presentar mensualmente información sobre las ventas, volúmenes exportados, datos de clientes y contratos, todo sujeto a verificación del Departamento de Comercio.
  • Enlace de las disposiciones del Acuerdo de Suspensión a las sanciones en caso de violaciones.
  • Presentación periódica de declaraciones certificadas que podrían dar lugar a sanciones civiles si son falsas.

El organismo indicó que la única área que los productores mexicanos no han considerado es la solicitud de la Florida para restringir los derechos de los compradores estadunidenses a daños y perjuicios por incumplimiento en la calidad.