José Sarmiento Bravo, Director General in Memoriam

¿Por qué se comen tamales el Día de la Candelaria?

México.- Se acerca el 2 de febrero y con él la celebración del Día de la Candelaria en México, donde no pueden faltar los tamales pagados por quienes se sacaron el “monito” del Niño Dios al partir la Rosca de Reyes el 6 de enero.

Esta es una de las tradiciones típicas de los mexicanos año con año, pero tal vez alguna vez te hayas preguntado: ¿por qué lo hacemos? Pues bien, aquií te ofrecemos una breve explicación sobre el origen e historia de esta exquisita tradición.

¿Cuál es su origen?

El origen de esta celebración se remonta a los tiempos de la Conquista, cuando las creencias y tradiciones prehispánicas llegaron a fundirse con el cristianismo traído por los españoles.

Por una parte, la celebración del día de la Candelaria se remonta a los tiempos del Imperio Romano de Oriente, de donde se extendió hacia Occidente durante el siglo VI. Tiempo después, la iglesia católica fijó en su santoral el 2 de febrero como el día de la tradición, que simboliza la purificación de la Virgen María tras dar a luz a Jesús.

Curiosamente, la fecha coincidía con la celebración del inicio del Atlacahualo por parte de los mexicas antes de la llegada de los conquistadores. Se trataba de una gran fiesta que celebraba el inicio de la temporada de siembra.

Después vinieron los españoles y comenzó la evangelización de los pueblos nativos. Con el tiempo, ambas tradiciones llegaron a fundirse: se comenzó a celebrar en los pueblos indígenas el día de la Candelaria comiendo tamales, un platillo típico de la gastronomía mesoamericana preparado a base de maíz.
Con el paso de los siglos, esta celebración se ha consolidado hasta llegar a nuestros días, donde quizá sin darnos cuenta estamos celebrando la fundición de nuestras raíces cristianas y las prehispánicas.

POR  EL DEBATE