José Sarmiento Bravo, Director General in Memoriam

Piden a la Semarnat y Sader rescate de la vaquita marina

Ciudad de México.- A pesar de las medidas tomadas por la administración de Enrique Peña Nieto para proteger a la vaquita marina, los científicos han reconocido que de 30 ejemplares ya sólo quedan 15, y no se sabe si esta especie pueda sobrevivir en cautiverio.

Ante esta situación, diversas organizaciones en defensa de la biodiversidad y protección animal en todo el mundo, le mandaron una carta a los titulares de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), para externar su preocupación respecto a la conservación de la vaquita marina y la totoaba.

Ambas especies son endémicas del Alto Golfo de California y si no se toman fuertes medidas de conservación y de aplicación de la ley, es probable que la vaquita se extinga para el 2021, durante la gestión del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

La vaquita es la marsopa más pequeña y amenazada del mundo, y se tiene datos de que sólo vive en el Golfo de California en México, también conocido como Mar de Cortés.

Actualmente, la principal amenaza para el animal es el enmallamiento en redes ilegales usadas para capturar totoaba y otras especies. La totoaba se captura debido a que su vejiga se vende a precios elevados porque es considerado como un manjar en China.

Al hacer esto, lanzan redes agalleras donde otras especies, las vaquitas marinas incluidas, se enredan y se ahogan.

A pesar de que el gobierno mexicano ha prohibido el uso de dichas redes en territorio mexicano, ha sido casi imposible para las autoridades lograr que se cumpla con esta ley.

De acuerdo con la carta enviada a las secretarías, es imprescindible salvar a la vaquita marina y acabar con la pesca y el comercio ilegal de totoaba, para mantener la biodiversidad de México.

También porque el gobierno de México tiene que cumplir con las obligaciones internacionales adquiridas, incluyendo el marco del Convenio sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES) y la Convención del Patrimonio Mundial.

Por ello, los firmantes, instan a los secretarios de la Semarnat, Sader, y al presidente López Obrador, a tomar medidas urgentes y concretas para salvar a la vaquita marina.

Hace unos días, la organización Sea Shepherd denunció que una de sus embarcaciones fue atacada mientras patrullaba el golfo de California para proteger a la vaquita marina.

Según la información que dieron, el barco M/V Farley y Mowat fue emboscado por más de 35 embarcaciones que tenían redes de pesca. La organización añadió que los pescadores “arrojaron basura, anclas, peces muertos e incluso salsa Tabasco al barco; además de amenazar con bombas Molotov y arrojar gasolina”.

“El Sea Shepherd no se verá disuadido por la violencia. Nuestra misión es prevenir la extinción de la vaquita marina y vamos a continuar incautando las redes de pescadores furtivos en el refugio de la vaquita”, dijo Paul Watson, CEO y fundador de la organización.

POR;NORESTE

 

RELACIONADO
Comentarios