José Sarmiento Bravo, Director General in Memoriam

ONU y OMS presentan plan de vacunación mundial

Nueva York.- La Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) presentaron el día de ayer su “estrategia de Vacunación Global” para movilizar 8 mil millones de dólares a través de los mecanismos COVAX y el Fideicomiso Africano para la Adquisición de Vacunas (African Vaccine Acquisition Trust, en inglés) y así lograr que 40% de la población de todos los países del mundo esté vacunada hacia finales de este año, y el 70% para mediados de 2022.

En una conferencia de prensa desde Nueva York, el Secretario General de la ONU, António Guterres, lamentó que hasta el momento haya fallado la plétora de iniciativas globales, regionales y unilaterales para ampliar el acceso a las vacunas contra la COVID-19, lo que ha resultado en que el virus que ocasiona la enfermedad, continúe extendiéndose y ocasionando muertes.

Ante esta situación, la OMS y la ONU lanzaron una estrategia calculada, coordinada y creíble que puede ser el camino de salida de la pandemia en todo el mundo, para todas las personas.

“Este detallado plan de acción, planteado por la OMS, está diseñado para aplicar las vacunas en los brazos de 40% de la población de todos los países para finales de este año, y a 70% para mediados de 2022”, dijo.

La estrategia está basada en un análisis científico riguroso de la evolución de la pandemia, el nivel de efectividad de las vacunas; así como el costo de adquirirlas y distribuirlas, y la demanda global de las mismas.

“Mediante el reparto de dosis, intercambios, transferencias de tecnología y otras acciones prioritarias, es posible reducir las muertes y minimizar el sufrimiento, evitar que los sistemas sanitarios se vean desbordados, reanudar las actividades sociales y económicas y reducir el riesgo de nuevas variantes peligrosas”, dijo.

Añadió que todo el sistema de las Naciones Unidas se ha movilizado para dar su apoyo a los gobiernos del mundo para que puedan terminar con la pandemia. Señaló que con una producción mensual de vacunas de casi 1.5 mil millones de dosis, como la que se tiene ahora, sería posible vacunar a 40% de la población de todos los países hacia finales de este año.

“Si logramos movilizar 8 mil millones de dólares para garantizar una distribución equitativa (…) Porque, fundamentalmente, el éxito de este plan requiere una distribución equitativa (…) Sin un enfoque coordinado y equitativo, la reducción de casos en cualquier país no será sostenible en el tiempo (…) Por el bien de todos, debemos conseguir urgentemente que todos los países alcancen un alto nivel de cobertura de vacunación”.

A pesar del liderazgo que han tomado la ONU y la OMS en el combate a la pandemia, no es posible obligar a las empresas que acepten exentar de los derechos de propiedad intelectual a las vacunas contra la COVID-19.

En este sentido, las organizaciones mundiales no obligarán a los países a que organicen sus programas de vacunación en torno a los programas de vacunación de otros- El poder está en manos de las naciones que producen las vacunas, que tienen la capacidad para hacerlo y en las farmacéuticas.

“Espero de todos ellos, que sean capaces de unirse para hacer las gestiones necesarias para que esta estrategia se implemente de manera efectiva (…) Y para mí está claro que este es un caso en el que el bienestar de la humanidad y la dramática situación de la economía mundial requerirían, no lo de siempre, sino reglas excepcionales, normas excepcionales y medidas excepcionales para poder derrotar a la COVID-19”, dijo.

“Cada día que pasa, significa más personas que mueren por COVID y más economías que no se pueden recuperar, así como un aumento dramático del sufrimiento en todo el mundo”.