José Sarmiento Bravo, Director General in Memoriam

Náufragos sobreviven casi un mes comiendo naranjas y cocos en el Océano Pacifico

En el océano Pacífico, dos hombres sobrevivieron 29 días dentro de un barco de siete metros de largo, se trata de Livae Nanjikana y Junior Qoloni, quienes viajaban rumbo a las Islas Salomón.

Su viaje fue interrumpido cuando una tormenta se pronunció en el lugar, ocasionando que los dos hombres quedarán varados en el océano Pacífico.

Aunado a esto, la batería de su GPS se agotó, por lo que por las noches apagaron su motor para ahorrar combustible.

“Fue malo cuando apareció el mal tiempo, pero fue peor cuando el GPS murió. No podíamos ver hacia dónde íbamos, así que decidimos detener el motor para ahorrar combustible”, relató uno de los náufragos.

Durante los primeros nueve días se alimentaron con las naranjas que habían llevado para el viaje, y cuando se agotaron, detallaron que fue posible su supervivencia gracias al agua de lluvia y a los cocos que recogían del mar.

El agua de lluvia la recogieron en una bolsa de lona, y cuando veían un coco en el mar, los náufragos encendían su motor para recuperarlo.

Después de varios días, los náufragos construyeron con los remos una estructura en forma de mástil y utilizaron un lienzo como velas, dirigiéndose a dirección del viento.

“Después de varios días, Dios nos dio la idea de construir un dispositivo para navegar a vela (…) Construimos una estructura en forma de mástil con remos y lienzo, y pusimos las velas siguiendo la dirección del viento”, narraron.

Gracias esto, los náufragos lograron llegar a la isla de Nueva Bretaña en Papúa Nueva Guinea, donde lograron contactar con los pescadores locales, quienes al percatarse de lo sucedido fueron a su rescate.

“Cuando nos alcanzó, le preguntamos ¿dónde estamos ahora? (…) El pescador respondió que en Papúa Nueva Guinea (…) No sabíamos dónde estábamos, pero no esperamos que en otro país”, declararon los náufragos.

Debido a la cantidad de tiempo que sobrevivieron comiendo naranjas y cocos, los náufragos fueron trasladados al hospital en donde se les diagnostico desnutrición y deshidratación.