José Sarmiento Bravo, Director General in Memoriam

Muere el promotor cultural Ignacio Toscano; no quiso tener velorio

CIUDAD DE MÉXICO.

Compromiso y pasión por la cultura. Éstos son los conceptos que definieron la trayectoria del promotor cultural Ignacio Toscano, quien murió ayer tras más de un mes de permanecer internado en el Instituto Nacional de Nutrición, donde fue intervenido del páncreas, de cuya segunda operación ya no se recuperó.

Los promotores culturales María Cristina García Cepeda y Gerardo Estrada, quienes fueron sus amigos durante tres y cuatro décadas, respectivamente, y trabajaron con él en diversos proyectos, destacaron que fue “un hombre cuya sensibilidad y conocimiento enriqueció a las instituciones”.

Siempre estaba abierto al diálogo, dispuesto a escuchar. Fue un gran interlocutor con la comunidad artística. Era un ser humano generoso. Lo más destacado es que dedicó su vida a la cultura. Era un amante de la música, de la danza. Era alegre, bailador. Siempre rebasaba de humor positivo”, afirma García Cepeda.

La extitular de la Secretaría de Cultura federal destaca que Toscano, quien estudió arquitectura, antropología y música, enriqueció las instituciones con su trabajo, porque siempre proponía proyectos y nuevas acciones.

Estrada, exdirector del INBA, señala que Toscano se desempeñó desde los puestos más sencillos hasta los más altos en diversas instituciones culturales.

Dedicó su vida entera a la cultura. Siempre tuvo pasión y cariño por el oficio. Fue uno de mis amigos más queridos”, asegura Estrada.

Piensa que el festival musical Instrumenta Oaxaca fue la obra cumbre de Toscano, pues él la ideó, la dirigió durante 14 años y “la concibió en su totalidad, de principio a fin”.

Por su parte, el crítico musical Lázaro Azar agrega que la muerte de Toscano fue “una pérdida mayúscula, pues fue artífice de varios proyectos para apoyar a los jóvenes artistas. Estaba lleno de planes”.

Azar añade que se internó en la segunda quincena de noviembre, que le realizaron dos operaciones, y confirmó que tenía cáncer de páncreas.

Claudio Valdés Kuri, pareja de Toscano, fue quien dio la noticia. “Después de un trayecto por un duro sendero, en el cual Nacho dio lo mejor de sí hasta el final, hoy (ayer) finalmente ha descansado. Por expresa petición de Nacho su cuerpo será cremado y no habrá sepelio. Su deseo, manifestado por años y corroborado en estos días, es que lo recordemos con alegría y que se haga en su honor una gran fiesta con ópera y música tropical. ¡Y lo hemos de hacer!”, apuntó.

A través de las redes sociales, lamentaron la muerte de Toscano Alejandra Frausto, titular de la Secretaría de Cultura; Lucina Jiménez, directora del INBA, y diversos creadores como Gerardo Kleinburg, Alberto Ruy Sánchez y Cuauhtémoc Medina. Este último indicó que Toscano “era un funcionario cultural entusiasta de la música y el arte, capaz de una sonrisa extraordinaria y confiado de la libertad creativa de los demás”.