José Sarmiento Bravo, Director General in Memoriam

Miles de papantecos, acompañaron al Santísimo durante el Jueves de Corpus…

***Además una muestra multicolor de nuestras tradiciones…
Información de Bernabé Vallejo Olvera
Fotografías de Óscar Hernández
PAPANTLA, VER .-Nuestra región siempre ha figurado por su riqueza cultural, su gente, tradiciones y costumbres ancestrales dentro de la Feria de Corpus Christi, la cual es tanto de carácter religioso además envuelve a esta cabecera municipal en misticismo, con aroma de incienso, un desfile multicolor por los grupos de danzantes, que ataviados con sus coloridas vestimentas, nos llevan a toda una cultura al recorrer las calles papantecas.
La festividad de Corpus Christi, se pierde en los andares del tiempo, es imprescindible saber con exactitud la fecha exacta dónde inicia está tradición, no existen datos; que indiquen su inicio, en la mitología prehispánica; Tlaloc con mascara de serpiente; distribuye la lluvia bienhechora a voluntad, se relaciona con Tezatiploca, hechicero multiforme y vinculado a la Osa Mayor en el cielo nocturno, que fue hundido con un rayo y a quien se le atribuyen ciclones, truenos y tempestades.
La tradición de celebrar el Jueves de Corpus Christi o Día de las Mulas; como es conocida está celebración, como es conocida en algunas regiones del país, fue introducida en México por los evangelizadores europeos, algunas versiones; aseguran que desde 1529 fue introducida esta solemnidad.
Paso el tiempo y en 1560 dicha fiesta, era conocida por la feligresía, los pobladores por la fastuosidad, como era desarrollada la procesión, dando inicio en la catedral y transitaban por varios rumbos de la ciudad, en la celebración; participaban cientos de habitantes de la región norveracruzana, que caminaban desde sus poblaciones durante varios días de recorrido hasta este dicho lugar.
Actualmente, miles de personas; se apostaron durante el recorrido, que inició en el atrio de la Iglesia de la Asunción, 16 de Septiembre, Tres de Mayo, Aquiles Serdan, Azueta, Reforma y retornar a la iglesia de la Asunción, siendo resguardados por personal y unidades de Protección Civil, Policía Municipal, Fuerza Civil, Tránsito del Estado y Transporte Público, sin presentarse alguna contingencia.