José Sarmiento Bravo, Director General in Memoriam

María Katzarava exhibirá abusos en la ópera

CIUDAD DE MÉXICO.

La soprano María Katzarava (Ciudad de México, 1984) prepara el lanzamiento de un libro autobiográfico con detalles sobre la miel y la hiel que ha probado en los escenarios de México y el mundo durante casi 20 años de carrera, en el cual revelará por qué la ópera “no es un lecho de flores ni es tan sencilla y romántica como a veces podrían imaginar”.

Así lo expresa la soprano que el próximo 2 febrero se presentará en la Arena Ciudad de México, a las 12:30 horas, para cantar la Sinfonía No. 9 en re menor, Op. 125 Coral, de Ludwig van Beethoven, con la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México (OFCM) y la dirección artística de Scott Yoo

En entrevista con
Excélsior, la artista que ha trabajado en Estados Unidos, Alemania, España e Italia adelanta algunos detalles sobre el volumen histórico y documental que alista la investigadora Enid Negrete y que será lanzado en septiembre, donde cuenta los inicios de su carrera y revela detalles sobre el bullying, el acoso sexual y laboral que ha enfrentado en su trayectoria.

“Es algo feo, banal y triste, pero sí sucede que hoy en día el físico importa más que la calidad artística”, dice Katzarava vía telefónica luego de arribar a la Ciudad de México, donde permanecerá tres meses.

“Es algo que sí quiero mencionar porque lo sufrí en un momento de mi carrera y uno tiene que hacer algo al respecto”, comenta la máxima soprano mexicana que este año lanzará dos grabaciones e intentará traer a México la ópera Juana sin Cielo, compuesta por Alberto García Demestres.

¿El bullying que referirá en su libro es entre colegas?, se le pregunta a Katzarava.

“Es entre directores de teatro, de escena y del mismo público que puede criticarte por tu físico, aunque siempre atacan más a la mujer que al hombre. El bullying que sufrí fue patético. Como cuando te quieren correr de una producción por subir de peso… En mi caso jamás lo lograron. Recuerdo que en una ocasión me intentaron quitar un contrato por haber subido de peso, pero no pudieron hacerlo, cantaba bien”.

¿Le afectó en su carrera? “Es desagradable escucharlo en ese momento; hoy me río y tomo cartas en el asunto, pero es algo que se vive en el día a día”.

¿Y sobre el acoso?

“También tengo mis historias de acoso. Es una carrera difícil e insisto en que es un poco más para nosotras las mujeres. Pero si hablo sobre esto es para que las nuevas generaciones sepan de qué va. Se necesita que alguien hable con sinceridad de cómo es esta carrera y que no es ningún lecho de flores ni es tan sencilla ni romántica como a veces podrían imaginar”.

¿Qué opinión le mereció la situación que vivió el tenor Placido Domingo el año pasado cuando fue acusado de acoso sexual?

“Del maestro Domingo te puedo decir que jamás he visto nada. Conmigo siempre fue un maestro maravilloso y un colega extraordinario que impulsó mi carrera, pero jamás con otras intenciones. Él ha sido una persona maravillosa y un pilar muy importante, le debo muchísimas cosas y me da mucha pena y pesar lo que él padeció en los meses recientes. No sabes cuánto me dolió que viviera esta situación, pero siempre ha tenido todo mi cariño y mi apoyo. Sé que saldrá adelante. En lo personal, con el maestro sólo puedo decir cosas buenas, pero he visto situaciones distintas con otros colegas y cantantes donde es el pan de cada día”.

SIN CIELO

Katzarava también habla sobre su intención de traer a México la ópera Juana sin Cielo, que creó García Demestres para ella, y que fue estrenada en noviembre de 2019 durante el Festival de Granada, España.

“Estoy buscando traer a México la ópera que García Demestres escribió para mí, porque merece mucho la pena”, explica.

¿Podría hablar sobre la trama de dicha ópera?

“Es sobre la vida de Juana la Loca, que cuenta cómo estuvo 40 años encerrada en una torre y durante una hora habla de su marido y sus hijos, quienes la han maltratado. Sin embargo, es una mujer fuerte, inteligente y sensible. Todo eso plasmó el compositor con textos del poeta Antonio Carvajal, que también son preciosos”.

¿Qué virtudes destacaría de esta ópera? “Me encanta porque el compositor hizo un trabajo exhaustivo sobre mi voz, cubriendo todos los colores, los matices y muchas emociones que pasan de lo abrupto a la tristeza y de la melancolía a la locura. Así que explotó todas mis virtudes y mi extensión vocal con un rol muy demandante”.

¿Es accesible al oído del público?

“Dura una hora y cuarto, necesita un coro con 80 personas, orquesta, y es una música que entra fácilmente al oído de la gente que no está acostumbrada a lo contemporáneo, aunque para los intérpretes es muy difícil”.

RECITALES Y GRABACIONES

Por último, Katzarava adelanta que este año lanzará dos grabaciones, una con La Voix humaine (“La voz humana”), de Francis Poulenc y la Orquesta Sinfónica de Aguascalientes, bajo la dirección de José Areán; y un DVD de I due Foscari (“Los dos Foscari”), de Giuseppe Verdi, que será la segunda producción grabada en DVD con el Festival Verdi de Parma.

Además, comenta que para este año cantará El trovador, en España, varias puestas de Fidelio, para celebrar el 250 aniversario de Beethoven, en escenarios que aún no puede detallar; así como una Tosca, con Enrique Patrón de Rueda, en Xalapa, hacia marzo, entre otros proyectos de música francesa y su participará en el Festival Amazonas de Brasil.

Sin embargo, confiesa que por ahora ha vuelto a México por tres meses para encontrarse a sí misma, luego de 11 años en el extranjero y 15 años sin tomar vacaciones. “Vine por tres meses a México para volver a mis raíces y encontrarme conmigo misma, porque yo sabía que sólo aquí podría reencontrarme. Yo creo que siempre es bueno volver a casa y a tus raíces”.

“Necesitaba una pequeña pausa para luego volver a Europa, simplemente volver a casa, estar con mis amigos y mi familia, porque cuando quieres enfocarte de nuevo, necesitas alejarte de todo.

“Yo tuve demasiada presión laboral todos estos años y se fue acumulando, porque nunca dije que no a un proyecto. Fue bueno, pero también fue un desacierto, porque quiero formar una familia y pensar por primera vez en mi vida personal y emocional, ponerla en orden y así tomar un segundo aire para mi carrera”, concluye.