José Sarmiento Bravo, Director General in Memoriam

Mantén limpias tus brochas de maquillaje y cepillo, te enseñamos cómo

México.- Nuestras herramientas son ideales para transformarnos y mantener nuestra belleza en regla, el ser bellas no está peleada con la salud y cuando no limpiamos adecuadamente cepillos y brochas de maquillaje, dañamos considerablemente nuestro cabello y nuestra piel.
Los cepillos para el cabello, los peines, la brochas de maquillaje y las esponjas acumulan los productos que usamos para estilizarnos y además, suciedad del ambiente, ni hablar de las células muertas o los cabellos que se caen para dar pie a nuevos. ¿Recuerdas cuándo fue la última vez que limpiaste tus herramientas o tiraste todo el maquillaje que ya no servía?

PRIMERO ¿CÓMO LIMPIAR TU CEPILLO DE CABELLO?
Los expertos en salud y belleza recomiendan que los cepillos y peines se limpien una vez por semana, si se usan poco por lo menos una vez al mes. Aprovecha las mañanas o esos ratitos antes de dormir para lavar tus herramientas y que estén listas para usarse en cuanto sea necesario, no te quitará mucho tiempo.

En el caso de cómo limpiar tu cepillo de cabello, simplemente necesitarás un peine, un poco de shampoo, agua caliente o tibia, hisopos de algodón y una toalla limpia.

Ahora, con el peine o con ayuda de tus dedos, elimina el cabello que se ha acumulado en el cepillo, puedes usar un peine de cola si te es más fácil.

Lo que sigue es mojar el cepillo con el agua caliente o tibia y agregar un poco de shampoo, frota las cerdas en la misma dirección. Esto eliminará todos los residuos de producto. Cuando creas que ya quedó limpio, enjuaga con agua tibia. Si quedó algo de suciedad, quítala con los hisopos de algodón y vuelve a enjuagar. Finalmente seca con una toalla.

SEGUNDO ¿CÓMO LIMPIAR TUS BROCHAS DE MAQUILLAJE Y ESPONJAS?
Aunque en el mercado hay productos especializados para limpiar tus brochas de maquillaje, lo puedes hacer sencillamente con agua tibia y jabón de trastes, pues como este tiene la propiedad de quitar la grasa, será ideal para remover los residuos de maquillaje.

En este caso coloca un poco de agua caliente con jabón de trastes en un recipiente, coloca ahí tus brochas de maquillaje y tus esponjas, puedes dejarlos remojando por algunos minutos para que todo lo acumulado se libere.

Ahora, agita la brocha para acelerar el proceso de limpieza y finalmente enjuaga en agua tibia para que las cerdas no se aflojen ni se salgan de su base, talla levemente con los dedos para quitar todo el maquillaje acumulado. Hazlo con todas las brochas que utilizas y deja secar al aire libre.

En el caso de la esponja funciona igual, te recomiendo dejar esta herramienta al final porque es la que más acumula suciedad y maquillaje.

Recuerda lavar tus brochas de maquillaje por lo menos una vez por semana y en cuanto al maquillaje, hacer una revisión mensual para tirar el que ya no sirva, lo puedes identificar por cambios en su aspecto, exceso de grumos en los que son líquidos y malos olores. Consulta la etiqueta para ver cuánto tiempo dura en caducar una vez que lo abres por primera vez.

Ante cualquier duda de tu salud en cabello y piel, no dudes en consultar a tu dermatólogo de confianza, usar herramientas limpias te ayudará a evitar alergias, granitos y otras molestias.

Con información de Soy Carmín