José Sarmiento Bravo, Director General in Memoriam

Liberaron a los comerciantes de cítricos que fueron golpeados y detenidos

Sí apareció el dinero que reclamaban sus compañeros.

Un menor de edad fue brutalmente golpeado

Martínez de la Torre, Ver.

Momentos de angustia y desagradables se vivieron en la colonia San Manuel, luego de que los elementos de las Secretaría de Seguridad Pública usaron sus armas de fuegos indebidamente para amedrentar a otros comerciantes que intentaban impedir que se llevarán un camión, en el cual presuntamente llevaban dinero en efectivo.

De manera oficial se dio a conocer que se trató de una persecución que comenzó en la carretera federal San Rafael-Martínez
Trascendió que los elementos policíacos le hicieron el alto a los compradores de cítricos y éstos por miedo a ser atracados hicieron caso omiso y comenzó la persecución, que terminó en las inmediaciones de la enceradora “La estrella”.
Fue en el patio de la enceradora donde la policía Estatal, al mando de José Arturo Santiago Zavaleta alias “El Lagarto”, de manera ruda los trató como peligrosos delincuentes, ya que los sometieron y esposaron a los tres, entre ellos a un menor de de tan solo 14 años de edad, que de acuerdo a los comentarios en dicho lugar fue brutalmente golpeado por los elementos de la policía estatal.

Posteriormente los policías se metieron cabina del camión tipo torton, en dónde presuntamente había la cantidad de 100 mil pesos, dinero para la compra cítricos del día.
Otros comerciantes que estaban en el lugar se unieron para tratar de evitar que se llevarán el camión y se ”perdiera el dinero”, fue entonces cuando un elemento de la SSP detonó su arma de fuego para dispersar a la gente, dejando 3 personas con lesiones por el arma de fuego.

Cabe mencionar que los detenidos fueron liberados y el menor fue puesto a disposición del DIF donde sus familiares fueron a recogerlo, mientras que del dinero se dijo que afortunadamente fue recuperado pero se habla que algunos teléfonos celulares que se “perdieron” durante el arresto..
Es lamentable ver este tipo de acciones cometidas por la policía estatal, pues algunos ciudadanos aseguran que ahora se les tiene más miedo a los uniformados que a los mismos delincuentes.