José Sarmiento Bravo, Director General in Memoriam

Les preguntas: ¿lees por placer? ‘¡No, qué hueva!’: Taibo II

CIUDAD DE MÉXICO.

El Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) de la UNAM y el Fondo de Cultura Económica (FCE) firmaron un convenio para impulsar la lectura entre los 60 mil estudiantes que pertenecen a esta casa de estudios.

Desde la explanada principal del Colegio de Ciencias y Humanidades en su plantel Oriente, los estudiantes fueron testigos del acuerdo entre ambas instituciones y a partir del cual será posible la creación de círculos de lectura en todos los CCH de la ciudad, la realización de distintos eventos literarios, así como la como la visita del librobús EDUCAL durante diversas ocasiones en el semestre con descuentos de hasta el 90 por ciento en sus productos literarios.

De acuerdo con el director del Fondo de Cultura Económica (FCE), Paco Ignacio Taibo II, acciones como esta servirán para fomentar el hábito de la lectura entre los jóvenes por placer y no por obligación o porque el maestro de puntos extra en la evaluación final.

Si algo me da esperanza es convertirlos a ustedes de una masa de analfabetas funcionales en una masa de lectores por placer”, expresó el también escritor ante una nutrida audiencia estudiantil y de profesores.

Vino entonces el momento en que en el marco de la firma del convenio, el director del FCE delineó algunas de las razones por las que la lectura beneficiará a los jóvenes en su formación no únicamente académica sino como seres humanos.

Se trata den mirarnos a la cara y decir de repente: y ustedes por qué no leen, chinga, cómo demonios han logrado llegar a la adolescencia creativa sin leer por placer o leyendo muy poco” cuestionó Taibo II a los asistentes.

En el caso de la educación formal, el también historiador lanzó una crítica a los planes de estudio.

Tenemos que romper el mayor mal que hoy está bebiendo nuestra sociedad, que en la enseñan media se está creando virus antilectura y estos llegan a la educación superior y te agarras a 20 estudiantes de educación superior en cualquier parte del país y les dices: oye, ¿tú lees fuera de las necesidades académicas de tu carrera, lees por placer? Y te dirán: ¡no, qué hueva!; no me miren como que estoy diciendo algo que no es cierto”, exclamó el titular del Fondo de Cultura Económica.

Agregó que detectar esa sintomatología en estudiantes que son inteligentes y dedicados lleva a pensar que “hay algo podrido en la estructura” y que muchos jóvenes perdieron la oportunidad de leer por placer.

Consideró que dejar de leer por placer “es un lujo que no nos podemos dar”; por lo que invitó a los jóvenes a leer en los momentos que más puedan a fin de estimular los sentimientos del ser humano, aquellos que “el atiborre de trabajos escolares” dejan de lado.

La carga académica tiene todas las virtudes del mundo, pero tiene un defecto, si no está compensada, paralela, acompañada de educación sentimental, va creando ciudadanos que están cuchos, que les falta algo”, detalló al asegurar que quienes han leído los “Veinte poemas de amor”, de Pablo Neruda, “ligan más” que los que no los han leído.

En la firma del convenio estuvieron presentes el director del CCH Oriente, Víctor Efraín Peralta Terrazas, así como el director general del Colegio de Ciencias y Humanidades, Benjamín Barajas Sánchez.

Ambos funcionarios académicos dijeron sentirse satisfechos de acompañar el cuerdo para transformar la lectura en esta casa de estudios.