José Sarmiento Bravo, Director General in Memoriam

Las garrapatas y la enfermedad de Lyme

Estados Unidos.- Las enfermedades transmitidas por las garrapatas se encuentran en muchas zonas de todo el país y están en aumento, a menudo, las enfermedades están agrupadas en regiones específicas.

La enfermedad de Lyme es la enfermedad más común transmitida por las garrapatas. Se encuentra principalmente en el noreste y en el norte del medio oeste. Cada año se reportan más de 30.000 casos en los Estados Unidos y muchos más probablemente no se reportan. Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) estiman que alrededor de 300.000 estadounidenses contraen la enfermedad de Lyme cada año.

Las garrapatas son pequeñas criaturas de 8 patas que pueden ser difíciles de ver. Las garrapatas de ciervo — que pueden portar la bacteria Borrelia burgdorferi que causa la enfermedad de Lyme — son especialmente pequeñas.

Las enfermedades transmitidas por las garrapatas tienden a compartir ciertos síntomas. Los síntomas pueden incluir fiebre, dolor de cabeza, dolor muscular o de las articulaciones y fatiga extrema. Generalmente, las personas con la enfermedad de Lyme tienen una erupción roja en expansión que a veces se asemeja a un ojo de buey. «La erupción suele ser suave, no es dolorosa ni pica, por lo que la gente puede no darse cuenta de que están enfermos», señala la doctora Adriana Marques, una experta en la enfermedad de Lyme de los NIH.

Pero incluso si la enfermedad de Lyme no se detecta hasta en etapas posteriores, la mayoría de las personas se recuperan por completo después del tratamiento con antibióticos.

Por supuesto, la mejor manera de evitar la enfermedad de Lyme y otras enfermedades transmitidas por garrapatas es en primer lugar evitar las picaduras. La mayoría de las picaduras de garrapatas que causan enfermedades se producen en los meses de primavera y verano, cuando las garrapatas son más activas y cuando las personas pasan más tiempo al aire libre.

Para evitar una picadura de garrapata:

  • Usa un repelente químico con DEET, permetrina o picaridina
  • Usar ropa protectora de colores claros
  • Colocarse los extremos de los pantalones dentro de los calcetines
  • Evitar zonas infestadas con garrapatas
  • Revisarse y revisar a sus hijos y mascotas diariamente buscando las garrapatas y quitarse cuidadosamente todas las que encuentre