José Sarmiento Bravo, Director General in Memoriam

La riqueza real es la salud: J Balvin

CIUDAD DE MÉXICO.

Con él fue mi última entrevista presencial antes de que ordenaran confinamiento en todo el mundo. Era marzo de 2020. Trece meses después, J Balvin, otra vez frente a mí, pero ahora a través de una pantalla. José Álvaro Osorio, el colombiano embajador global del reguetón, ganador de cuatro Latin Grammy, su último disco, Colores, lo convirtió en el artista con el mayor número de sencillos en primer lugar en el top de Latin Airplay. J Balvin regresa con Otra noche sin ti, un sencillo junto a Khalid, lejano al ritmo del álbum previo, pero con una intención clara que va de la mano a su documental El niño de Medellín.

J Balvin quiere sacudirnos, no sólo el cuerpo, también nuestras emociones y obligarnos a reconocer nuestra fragilidad.

PUBLICIDAD

Tuviste coronavirus, como hemos tenido tantos en este planeta y, sin duda, a todos nos vino a enseñar algo, ¿a ti qué te enseñó?

Lo frágil que somos, lo vulnerables. Me enseñó que la verdadera riqueza está en la salud.

Aun así, seguiste sacando música. Colores nos llenó a todos de color esta pandemia.

Sí, había que soltarlo. Un momento tan oscuro como ese, de que no sabíamos lo que iba pasar y, en corto, tomamos la decisión de sacar el álbum para brindarle colores al mundo. Gracias a Dios hay más colores y más luz ahora.

J Balvin, nos contaste a través de tus redes sociales que atravesaste por lo que muchos seres humanos también atraviesan: momentos de depresión. Tú decidiste hacerlo público y decir: nos pasa a todos.

Sí. Bueno, está comprobado científicamente que a las personas que han sufrido de covid se les dispara la ansiedad y la depresión. Ése fue mi caso. Yo había sufrido eso antes, pero se disparó con mucha fuerza y ya vamos para un año en tratamiento para estabilizar los químicos de mi cerebro, para que todo vuelva a estar en la normalidad, pero felices y agradecidos. La sanación no es un proceso lineal, tiene sus altas y sus bajas.

Tú te has atendido y estás en manos de ayuda profesional. Eso es un mensaje para toda la gente, para la banda que, de repente nos vamos al hoyo, pero cuando nos vamos al hoyo, hay que buscar que nos ayuden.

Cierto. Hay que buscar ayuda profesional. No todos los casos de ansiedad y depresión son crónicos, no todos tienen que ser vistos por un siquiatra, pero sí hay muchas maneras de buscar el bienestar. La meditación, un sicólogo, en amigos, en el deporte, en la buena alimentación. Siempre hay que buscar algo que nos ayude a encontrar un poco de calma.

En el caso de J Balvin, la creación, el arte, ha ayudado a millones de personas.

Es una bendición poder dar eso al mundo.

Lo último que acabas de entregarnos de la mano de Khalid, también un creador gigantesco, pero nos entregan algo diferente a lo que hemos escuchado en los últimos años.

Sí, yo creo que de eso se trata, de reinventarse, de dar otros colores, de dar otro mensaje, otras letras, otros sonidos. Sin embargo, es una canción con uno de mis artistas favoritos que es Khalid y poder lograr eso, conectar, conectar de diferente manera no solamente en los charts, es muy importante también estar en el corazón de la gente.

J Balvin es experto en poner música y alegría, pero cuando algo es triste y algo es complicado y doloroso, también hay que saber hacerlo.

Yo creo que más vale la forma de decir las cosas que las cosas mismas, hay que saber enviar el mensaje por más difícil que sea.

PUBLICIDAD

¿Cuál es el mensaje más difícil, el que a ti más trabajo te ha costado dar?

Ninguno. Entendí que es una misión de servicio hablar de mi vulnerabilidad y de mi fragilidad como ser humano. Creo que me vuelve más cercano, creo que los artistas debemos ser más personas y que la gente se sienta más identificada contigo.

¿Cómo puede un ser humano que lo tiene prácticamente todo sentirse vulnerable?

Pregúntale a Bill Gates si nunca se ha sentido vulnerable, pregúntale a Elon Musk. Yo creo que el ser humano es vulnerable por naturaleza. Tú puedes estar ahí, pero te pongo un león, te encierro con un león y vamos a ver dónde queda la vulnerabilidad.

Todos tenemos leones internos.

Cien por ciento. Todos tenemos nuestra vulnerabilidad, todos tenemos nuestras frustraciones.

Mucho de eso nos vas a contar en el documental El niño de Medellín.

Sí, El niño de Medellín creo que va a dar mucho de qué hablar, pero va a dejar un mensaje muy claro de cómo hay que luchar por los sueños y cómo la vida tiene sus situaciones, cómo manejarlas y cómo aceptarse, cómo encontrarse y cómo tomar las decisiones correctas.

Y a tus 35 años ya vas a ser papá.

Estoy asustado, es algo muy diferente, es algo nuevo. La incertidumbre de cómo lo voy a hacer, cómo le voy a hacer con ese ser humano que viene y estar con las manos abiertas para las bendiciones que nos trae la vida.

Para saber