José Sarmiento Bravo, Director General in Memoriam

‘La etapa de los 0 a los 6 años, la más importante’: Eva Janovitz

VIRGINIA BAUTISTA

CIUDAD DE MÉXICO.

En México se ignora aún a la primera infancia; no hay suficientes actividades culturales y artísticas ni espacios para los niños de 0 a 6 años de edad, debido a que las instituciones creen que éstos son más responsabilidad de sus padres porque dependen de ellos al cien por ciento. “Es increíble que la etapa más importante de la vida es la que menos apoyo tiene”, afirma Eva Janovitz.

La especialista que ha trabajado en este ámbito desde hace 25 años admite en entrevista con Excélsior que ha habido avances en la atención de este sector de la población, pero también retrocesos. “Hay políticas públicas que no había en otros tiempos, pero se quedan en el papel. Los presupuestos para primera infancia siempre son los menores. En el papel, todos los niños tienen derecho a miles de cosas, pero ahí se queda”, lamenta.

PUBLICIDAD

La pedagoga egresada de la UNAM destaca que han sido la sociedad civil y las asociaciones, sin apoyo financiero alguno, las que han avanzado en la tarea de formar a los más pequeños. “Queremos hacer reales y visibles los verdaderos derechos de los niños, el derecho a ser escuchados, a que se respete su proceso de crecimiento, a recibir afecto, a considerarlos seres inteligentes”.

Quien ha trabajado en la edición de libros infantiles, fue pionera en proyectos de lectura para niños de 0 a 3 años y coordinó el programa de Alas y Raíces a los Niños del Conaculta dice que, en este momento, por toda la situación de la pandemia, “se volvió a dejar esta tarea en la responsabilidad exclusiva de los padres de familia”.

Tras organizar dos encuentros nacionales, “que demostraron la necesidad imperiosa e inmediata de trabajar profundamente con la primera infancia, porque tuvimos una respuesta masiva impresionante”, Janovitz fue invitada por el Centro Cultural de España en México y la Fundación Harp Helú a diseñar y coordinar el simposio internacional Primera Infancia. Artes, Cultura y Ciencia, que se realizará en formato digital del 10 al 16 de agosto próximo.

La columna vertebral de trabajo que proponemos es el juego, porque es vital para interactuar y relacionarnos con los niños. Seguido te enfrentas a papás, maestros y directores de guarderías que ya no juegan, que dejaron de jugar hace mucho tiempo. Entonces, el juego se vuelve sólo una palabra y queremos convertirlo en realidad, en una posibilidad. Tenemos que reinventarnos como adultos”, explica.

La también maestra y tallerista indica que este encuentro “busca ampliar los conocimientos teóricos y prácticos de los profesionales del ámbito cultural interesados en desarrollar procesos didácticos basados en la educación para la paz, los derechos humanos, la igualdad de género, la promoción de una cultura de paz y la diversidad dirigidos a primera infancia”.

Participan especialistas nacionales e internacionales, quienes impartirán conferencias magistrales, mesas redondas, charlas y talleres artísticos en torno a temas como la literatura, la neurociencia, el juego o la corporalidad.

PUBLICIDAD

Éste es el primer evento que organizo con todo el apoyo. Con él he realizado mi sueño dorado, es decir, tener lo mejor de lo mejor, para la mayor cantidad posible de gente interesada en el tema sin fronteras.

Una de las pocas cosas que agradezco a la pandemia es que nos ha permitido sentirnos cerca de especialistas que están del otro lado del mundo y estar conectados al mismo tiempo pensando, sintiendo, viviendo experiencias que nos dan mucha luz sobre qué hacer con los más pequeños. Lo único que me planteé como compromiso personal es que pudieran estar presentes las personas que he conocido durante 25 años de trabajo”, apunta.

ADULTOS Y PROFESIONALES
De acuerdo con el informe La primera infancia importa para cada niño, de Unicef, los primeros años tienen repercusiones que pueden durar toda la vida, por lo que es esencial hacer partícipes a niñas y niños en actividades que estimulen su mente e imaginación.

En este contexto, tiene especial relevancia el papel de los adultos, así como los profesionales de la primera infancia, quienes tienen la tarea de cimentar las bases de su desarrollo y aprendizaje”, agrega.

En este sentido, Janovitz reconoce el compromiso con esta etapa de la vida de quienes participan en este simposio. “Esta gente verdaderamente formada es un tema importante. Desgraciadamente, he visto en los últimos años a personas que se dicen especialistas en primera infancia y creo que es un nombramiento que se dan a sí mismos de una manera irresponsable, con poca o nula experiencia. Aquí hemos logrado convocar a estudiosos serios, comprometidos y respetuosos”.

Delio Cabrejo, Ana Serrano y Yolanda Reyes son algunos de los expertos que participarán en este coloquio, que ofrecerá cinco conferencias magistrales, siete charlas, mesas redondas y 15 talleres para profesionales, padres y niños. Las primeras se transmitirán en vivo a través del canal de YouTube del Centro Cultural de España, mientras que los talleres se impartirán por Zoom.

La especialista concluye que arte, cultura y ciencia es una unión muy poderosa. “Debemos poner al servicio de los niños estos tres conceptos con la confianza de que ellos descubrirán y retomarán lo mejor de cada uno de ellos”.

Señala que la pandemia revaloró la importancia de la lectura y el juego en la vida de los infantes. “Nos ha retado a capitalizar la experiencia y nos ha sugerido la posibilidad de reinventar otras formas y otros espacios para ofrecer a los niños las mejores condiciones para crecer y vivir. Pero también nos ha mostrado que hay muchos lugares donde ha crecido la violencia y rechazo hacia los niños. Y debemos estar atentos”.