José Sarmiento Bravo, Director General in Memoriam

Japón vuelve a extender estado de emergencia por Covid

Tokio. – Japón extendió el estado de emergencia por Covid-19 hasta finales del mes de septiembre por la todavía delicada situación hospitalaria, pero con vistas a relajar restricciones a finales de año.

Yoshihide Suga explicó que a pesar del descenso de los contagios de Covid-19,  los casos graves siguen altos y la disponibilidad hospitalaria no es la óptima.

El estado de emergencia que afecta actualmente a 21 de las 47 prefecturas de Japón iba a concluir el domingo, pero el Gobierno ha decidido extenderla hasta el 30 de septiembre para 19 provincias, entre ellas Tokio, las áreas colindantes, Hokkaido, Osaka, Aichi y Fukuoka.

Los expertos que asesoran al gobierno sobre la gestión del virus recomiendan que para levantar la alerta la tasa de ocupación de camas de hospital no supere 50 por ciento, y que la cifra de contagios, casos graves y personas recuperándose en casa estén disminuyendo, unas condiciones que no se cumplen en su totalidad, señaló Suga.

En este escenario, el primer ministro japonés dijo que las medidas deben continuar por el momento mientras sigue la vacunación.

“La situación ha cambiado completamente con la vacunación y hemos podido luchar contra el virus de forma estratégica”.

El número de casos de Covid-19 en el archipiélago casi se triplicó en semanas recientes, “pero hemos reducido en 60 por ciento las muertes” gracias a las vacunas y su alta administración entre los mayores de 60 años, de aproximadamente 90 por ciento, añadió el mandatario.

Los contagios diarios de Covid-19 alcanzaron un pico de más de 25 mil casos a mediados de agosto, pero desde entonces han estado disminuyendo y se sitúan actualmente en torno a la mitad.

La presión sobre los hospitales sigue siendo considerable en las zonas densamente pobladas del país, con una estructura sanitaria basada en clínicas de tamaño pequeño y mediano, privadas en su mayoría y temerosas de aceptar a pacientes de coronavirus, y que atraviesa un serio problema de mano de obra sanitaria.

El estado de emergencia en Japón no conlleva el confinamiento de la población, a la que se le ha pedido que reduzca sus salidas todo lo posible, evitar concentraciones y trabajar desde casa, si es posible.

Las restricciones afectan principalmente a bares, restaurantes y karaokes, a los que se ha pedido que no sirvan bebidas alcohólicas y que adelanten la hora de cierre a las 20:00 h, y el aforo en eventos multitudinarios, actualmente establecido en un máximo de cinco mil personas o la mitad de la capacidad del recinto, de ser inferior

Las autoridades barajan empezar a aliviar restricciones en torno a noviembre, cuando esperan que la mayoría de la población haya recibido la pauta completa de la vacuna o tenga más acceso a test.

Las restricciones afectan principalmente a bares, restaurantes y karaokes, a los que se ha pedido que no sirvan bebidas alcohólicas y que adelanten la hora de cierre a las 20:00 h, y el aforo en eventos multitudinarios, actualmente establecido en un máximo de cinco mil personas o la mitad de la capacidad del recinto, de ser inferior.

Las autoridades barajan empezar a aliviar restricciones en torno a noviembre, cuando esperan que la mayoría de la población haya recibido la pauta completa de la vacuna o tenga más acceso a test.