José Sarmiento Bravo, Director General in Memoriam

IPara internacionalizar la cultura en español, lanzan la plataforma Canoa

▲ Durante el acto de presentación del proyecto en el Instituto Cervantes, en sesión a la que se enlazó el rector de la UNAM, Enrique Graue.

El proyecto busca dar al idioma preponderancia en los debates intelectuales y científicos del mundo // Es liderado por la UNAM y el Instituto Cervantes

Madrid. Con la vocación de colocar el español y la cultura panhispánica en la era de la globalidad, ahora marcada por la pandemia de Covid-19, nació la plataforma Canoa, proyecto impulsado por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) junto con el Instituto Cervantes y al que también se han sumado dos importantes organismos de América Latina: el Instituto Caro Cuervo, de Colombia, y el Centro Cultural Inca Garcilaso, de Perú.

El proyecto busca que nuestro idioma, que sirve como medio de comunicación para alrededor de 480 millones de personas en el globo, también tenga preponderancia en los debates intelectuales y científicos del mundo, y de manera destacada en la proyección creativa de las mujeres.

En un acto celebrado en la sede central del Instituto Cervantes, y a la que se unió por Internet el rector de la UNAM, Enrique Graue, se firmó el acuerdo de manera formal, con lo que se pone en marcha una nueva herramienta panhispánica que aspira a convertirse en una referencia de la internacionalización de la cultura en español. La firma se realizó de forma virtual; el responsable de cada una de las instituciones lo hizo desde sus propias sedes en acatamiento de las medidas de seguridad para evitar la expansión de la pandemia.

 

Conjunción de esfuerzos

El rector Graue explicó que en términos de cultura, esta pandemia nos ha permitido expandir totalmente nuestra capacidad de difusión, con la conjunción de esfuerzos de todas nuestras estructuras y personas a fin de perfilar un mejor proyecto para situar en su verdadera magnitud en el mundo a este mundo panhispánico.

El presidente del Instituto Cervantes, Luis García Montero, lo ratificó, al sostener que la pandemia nos ha afectado a todos y a este proyecto también, así que hemos aprendido mucho de nuestras fortalezas y nuestras debilidades, y eso ha ayudado precisamente a mejorarlo.

El proyecto Canoa se perfiló por primera vez hace un año, en el Congreso Internacional de la Lengua de Córdoba, Argentina, cuando se pensó en la creación de una plataforma que impulsara y promoviera el inmenso corpus teórico y práctico que genera el español, tanto por medio de las academias de la lengua como de las instituciones que generan contenidos en ese idioma. De hecho, uno de los principales objetivos es situar en su verdadero lugar al español en los debates científicos, tecnológicos e intelectuales que se generan a escala mundial y que actualmente están dominados por otras lenguas, sobre todo el inglés.

También, en palabras de García Montero, se tendrá como prioridad la difusión de los proyectos creativos generados por las mujeres para atender el reclamo social de más igualitarismo después de tantos siglos de discriminación de lo femenino.

La nueva plataforma toma el nombre de canoa por ser ésta la primera palabra de los pueblos originarios de América que fue adoptada por la lengua española.

Según se explicó en la presentación, Canoa nace para fortalecer el peso del español (una lengua que usan 577 millones de personas, 480 millones como hablantes nativos) y de su cultura, con el fin de que la comunidad hispanohablante sea cada vez más influyente y relevante como polo de civilización en el mundo multipolar que caracteriza el siglo XXI.

Durante ese acto de presentación también se emitió un video en el que aparecieron el Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa, el académico mexicano Gonzalo Celorio, la escritora colombiana Piedad Bonnett y la presidenta del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España, Rosa María Menéndez López, en el que defendieron la pertinencia de la plataforma ante un mundo cada vez más ávido de que sea explicado y narrado por las lenguas que lo habitan.

Andrés Ordoñez, representante de la UNAM en España, explicó que “Canoa nace para reivindicar nuestro lugar como fundadores de la modernidad occidental, en la medida en que el encuentro de los dos mundos deriva en la construcción de un marco normativo, que después es el derecho internacional. Luego, en la coyuntura de la deshumanización que plantea la tecnificación extrema y el big data, vuelve a adquirir relevancia el bagaje para la construcción del mundo contemporáneo y la lucha contra la deshumanización.

Canoa se presenta como un primer intento de estar más presente en la nueva manera de construcción de realidad, en una época en la que por primera vez las principales potencias no llevan la mano y estamos en condiciones de pensar el futuro de forma conjunta.

Al final del acto fueron leídos cuatro poemas, entre ellos uno de don Hugo Gutiérrez Vega, poeta, escritor y fundador de La JornadaLa luna en Salamanca, que a juicio de Ordóñez resume a la perfección el espíritu y el fondo del proyecto Canoa.