José Sarmiento Bravo, Director General in Memoriam

Hallan cadáver con rastros de violencia en calle del fraccionamiento, Floresta

Veracruz, Ver.- Se registra otro crimen más en la zona conurbada con Boca del Río, vecinos del fraccionamiento El Floresta hallan cadáver con rastros de violencia, un versión señala que lo apuñalaron durante un asalto, otra que los asesinos lo llevaron hasta ese lugar y ahí lo abandonaron, mientras la Fiscalía Regional y la Policía Ministerial no tienen pistas ni detenidos, la ciudadanía está alarmada por el incremento de la inseguridad, ante la ausencia de la Policía Estatal y el nulo desempeño de la Policía Municipal.

El macabro hallazgo lo reportaron a la medianoche del lunes y los primeros minutos de este martes, el cuerpo de una persona del sexo masculino estaba tirado en la calle Acequia entre las avenidas Ahuehuete y Amate, frente a la barda de una empresa y en una cuadra sin alumbrado público totalmente en penumbras.

Se dio a conocer el hecho de sangre al Servicio de Atención por Llamadas de Emergencias 911, entonces arribaron unidades de las fuerzas del orden con socorristas de una ambulancia de la Cruz Roja Mexicana, luego de unos instantes confirmaron que ya no tenía signos vitales.

La víctima de 35 a 40 años vestía una camisa café y un pantalón de mezclilla presentaba huellas de haber sido atacado, heridas penetrantes y cortadas de un cuchillo o machete, se desconoce hasta ahora su identidad y el móvil del homicidio.

Elementos de la Fuerza Civil y de la Policía Estatal acordonaron con cintas amarillas la escena del asesinato, iniciaron los protocolos de la cadena de custodia para resguardar los posibles indicios, y minutos más tarde se presentaron los agentes de la Policía Ministerial.

Un grupo del Área de Servicios Periciales realizó la inspección de campo, mientras que el personal de la Fiscalía Región Zona Centro Veracruz ordenó el traslado del muerto al Servicio de Medicina  Forense, mientras los criminales continúan libres de manera impune.

El acto delictivo ha causado la preocupación y temor entre los habitantes del fraccionamiento y la zona conurbada, una vez más queda demostrado que no hay autoridad que garantice la tranquilidad y el bienestar de la ciudadanía, es más que evidente que día a día aumenta la inseguridad.