José Sarmiento Bravo, Director General in Memoriam

Explican situación legal de Los Olivos

Sigue el conflicto por 26 posesionarios renuentes

Iván Alí Sarmiento

Martínez de la Torre, Ver.-Para aclarar la situación por la que está pasando la unidad habitacional Los Olivos, los representantes legales de los propietarios, llevaron a cabo una rueda de prensa en la que también manifestaron  que van a proceder en contra de quienes intentaron lincharlos.

Los  apoderados legales  mencionaron que los posesionarios de las viviendas perdieron el juicio civil, ya que presentaron documentos apócrifos que les entrego la persona de nombre Víctor Nava Villa.

Indicaron que han sido pacientes con los invasores de las casas al grado de que en su momento, se turnaron ordenes de aprehensión en su contra pero les otorgaron el perdón ya que indicaron  que iban a pagar las casas, sin embargo, una vez que se vieron fuera del problema legal, incumplieron en el acuerdo, haciendo quedar mal a las autoridades municipales que intercedieron por ellos.

Mencionaron que el amparo que presentó Nery Armenta a los medios de comunicación, ya no tiene vigencia, debido a que tras irse a la apelación  y promover el juicio de amparo, las autoridades ratificaron en favor de sus representados.

Aclararon que el proceso era en contra de 37 casas, de las cuales 11 ya se acercaron ellos y empezaron a pagar, por lo que ya no tienen problema alguno, sin embargo faltan 26 posesionarios de las viviendas, quienes siguen renuentes, “es mentira lo que ha dicho el líder de ese pequeño grupo, no son 300 casas las que están dentro del problema, solo hay 26 que faltan de pagar para que se termine este conflicto, que no los engañen”, señalaron los entrevistados.

Para finalizar, apuntaron que ellos están en la mejor disposición de negociar  pero desafortunadamente están siendo mal asesorados y solo han logrado extender más el problema y hacerlo más grave, refiriéndose a lo ocurrido el pasado jueves, cuando se armó el conato de enfrentamiento, en el que ellos fueron víctimas de agresiones físicas y verbales, situación por la que ya procedieron ante  la Fiscalía, para que se actúe conforme marca la ley en contra de quienes intentaron lincharlos.