José Sarmiento Bravo, Director General in Memoriam

El poder de la mente: Los ilusionistas

MARCIA BRAMBILA / @MARCIABRAMBILAA

CIUDAD DE MÉXICO

La magia es seductora, apela a los deseos de las personas como reparar algo que está roto o unir el cuerpo de una persona que ha sido partida en dos. También por medio de la magia se puede adivinar lo que el otro está pensando, aparecer y desaparecer objetos y hasta levitar.

Los ilusionistas” (The illusionists) está en México después de presentarse en una gira en Estados Unidos y Europa, reuniendo a los magos más sobresalientes del mundo. Para ellos: el límite está en la mente. Por ello presentan números de ilusión, levitación, lectura mental, desaparición, escapismo, hipnotismo y otros que a nuestros ojos parecen imposibles.

En escena son 7 magos varones y una mujer.

Leonardo Bruno “El escapista” es mexicano y tiene derechos legales de los actos que ha presentado en convenciones de magos, nos cuenta como se inspira en sus actos:

Para mi la magia es contar historias e ilustrarlas con trucos. Pienso en una historia conmovedora que tenga alguna emoción y empiezo a trabajar en eso, luego veo como transmitir esos sentimientos y que sensación quiero que el público tenga al final. Es un proceso difícil hacer las rutinas, tratar y fallar hasta que queda”

Cada acto va acompañado por música e iluminación de colores para crear emociones en el público. Uno de los actos más interactivos es el del hipnotista, pide que 30 voluntarios suban al escenario. En el intermedio les da indicaciones para participar en la experiencia.

Aryel Altamar es hipnotista profesional (El mentalista) con 14 años de experiencia y nos cuenta:

Es un espacio bastante controlado, no van a ir para muchos lados que no sea para donde yo quiera. A veces cuando veo a alguien que se está haciendo el hipnotizado lo bajo del escenario. La hipnosis es un estado de concentración. Hacerlo frente a tantas personas es algo complejo, hay que ver el grado de concentración al que puede llegar cada uno. Lo que hago en el espectáculo es como la puerta de entrada a la hipnosis”

Otro número en cuya ejecución se juega la vida el mago es el que hace Matt Johnson al que esposan con cadenas antes de meterse a un tubo con agua, en el cual deberá liberarse antes de poder abrir la puerta en la parte superior, en un periodo de tres minutos en los que aguanta la respiración.

“Los ilusionistas” hacen actos con objetos a los que prenden fuego, con personasque después desaparecen, se tapan los ojos y con un sable cortan una piña que está en la cabeza de un voluntario y bailan como robots.

Es un espectáculo familiar con los mejores magos del mundo: Aryel Altamar (el mentalista), Joaquín  Kotkin (el surrealista), Aaron Crow (el guerrero), Florian Sainvet (el manipulador), Leonardo Bruno (el escapista), Mark Kalin (el anfitrión), Matt Johnson (el alquimista) y Sabine Van Diemen (la hechicera).

 

Se presenta en el Teatro Telcel (Miguel de Cervantes Saavedra 386 nuevo Polanco) hasta el 23 de junio.

Se recomienda para todos los amantes de la magia y curiosos de los trucos.

 

Marcia Brambila

@MarciaBrambilaa