José Sarmiento Bravo, Director General in Memoriam

El INBA gasta millones en zapatillas de ballet

JUAN CARLOS TALAVERA

CIUDAD DE MÉXICO.

En los últimos siete años, el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) compró poco más de 17 mil 676 zapatillas para los bailarines de la Compañía Nacional de Danza (CND) y gastó poco más de 20 millones de pesos.

Así lo detalla un reporte obtenido por Excélsior a través de la Plataforma Nacional de Transparencia, en el que se indica que la adquisición de zapatillas de media punta -enlistada de 2012 a 2018- es “una obligación por parte del INBA, establecida en el contrato de prestación de servicios” de los bailarines.

Sin embargo, los números revelan que entre 2013 y 2018 las compras y los costos se dispararon en un 33 por ciento, al pasar de 2 mil 696 unidades a 3 mil 622, a un precio que pasó de 2.8 a 3.7 mdp.

La información fue dada a conocer a unos días de que el INBA lance la licitación pública para la adquisición de zapatillas de 2019, aunque hasta el momento se desconoce si se aplicará algún criterio de austeridad en este concepto, debido el recorte de 176.5 mdp que enfrenta el Instituto para este año o si mantendrá el mismo monto y número de zapatillas adquiridas respecto de 2018.

Según las cifras del año pasado, el INBA compró 3 mil 622 zapatillas por 3 millones 762 mil 624 pesos, dividida en tres compras a la empresa The Ballet Boutique Company, por un millón 596 mil 585 pesos; y los proveedores Nancy Alvarado Albarrán, por 2 millones 79 mil 74 pesos; y Arturo Marina Vega por 86 mil pesos 965 pesos.

Este diario solicitó a Lucina Jiménez, directora del INBA, y a Cuauhtémoc Nájera Ruiz, director artístico de la CND, conocer la fecha específica en que se lanzará la licitación pública, así como confirmar si se tomará como base el presupuesto de 2018 para la compra, o si se buscará alguna reducción en su monto, y si se ocuparán los mismos proveedores de los años anteriores. Pero hasta el cierre de esta edición ninguno de los funcionarios respondió a la solicitud.

Cabe recordar que este diario (11/06/2012) dio a conocer que en 2011 la CND benefició con contratos por más de 2.6 millones de pesos a la empresa Innovadora en Moda, vinculada con Szostak Grupo Empresarial, de Zygmunt Szostak Matysiak, esposo de la directora de la agrupación, Sylvie Reynaud.

A esta irregularidad se suma otra. Con base en el reporte, no existe información de los montos gastados y las empresas beneficiadas entre el 2000 y 2011, por lo que se desconoce el presupuesto público erogado.

De acuerdo con los datos informados, en 2012 la CND adquirió 358 zapatillas al proveedor Nancy Alvarado Albarrán. Un año después se compraron 2 mil 696 al mismo proveedor, por un monto de 2 millones 879 mil 518 pesos.

Para 2014 se compró 2 mil 286 zapatillas. La primera compra fue a la empresa Coordinación y Servicios Mayab, por 1 millón 185 mil 827 pesos; y otra al proveedor Nancy Alvarado Albarrán, por 1 millón 156 mil 764 pesos.

En 2015, el número de zapatillas creció a 2 mil 709 y se realizó en dos compras. La primera a la empresa Ralf, S.A. por 2 millones 405 mil 793; y otra a Coordinación y Servicios Mayab, por 586 mil 386 pesos.

En 2016, las compras se ajustaron a 2 mil 607 zapatillas en tres partes. La primera fue al proveedor Ernesto Javier Molina Martínez, por 1 millón 116 mil 488 pesos; una segunda a Inver Productos Infinito, por 45 mil 472 pesos, y la tercera a EBS México, por 2 millones 752 351 pesos.

El 2017 despuntó en la compra de zapatillas, con 3 mil 398 pares en tres adquisiciones. La primera a The Ballet Boutique Company, por 2 millones 752 mil 351; la segunda al proveedor Arturo Marina Vega, por un monto de 230 mil 986 pesos; y la tercera a la Operadora Mexicana de Servicios Mercantiles TGYC, por 133 mil 619 pesos.

AUMENTAN PETICIONES

Excélsior solicitó al INBA los lineamientos vigentes para el uso de zapatillas por parte de los bailarines de la CND. A través de un escrito, detalló que “un bailarín utiliza, en promedio, 12 pares de zapatillas para clases y ensayos, y 18 pares para funciones. Una bailarina usa, en promedio, 12 pares para clases, ensayos y funciones, para lo cual requieren entre 50 y 100 pares de zapatillas de puntas, dependiendo del repertorio que la Compañía presenta, los papeles asignados y las funciones que cada quien baila”.

El INBA detalla por escrito que los bailarines de la CND utilizan diariamente las zapatillas de media punta para clases y ensayos.

Explica que “los hombres las utilizan en 80% de sus actividades y las mujeres en 50%. Éstas son de diversos materiales, pero el más usado es de lona”, y aunque reconoce una diversidad de marcas y modelos relacionados con las diferentes formas de los pies de bailarines, afirma que cada bailarín debe utilizar las más adecuadas para su pie, ya que incide en su rendimiento y salud física.

Aclara que a todos los bailarines se les entrega un par de zapatillas mensualmente para clases y ensayos; y para las funciones, “el departamento de vestuario solicita zapatillas de media punta para cada persona, de acuerdo con la obra y el personaje, y ese mismo departamento se encarga de pintarlas en caso de que el diseño lo requiera”.

En el caso de las bailarinas, las zapatillas de punta se entregan conforme a la carga de trabajo y se reponen con la entrega de la zapatilla gastada. “Las bailarinas utilizan zapatillas de punta para clases, ensayos y funciones y, en general, tienen una reserva de varios pares de puntas amoldadas para poder ensayar y bailar diferentes obras, las cuales se les cambian por nuevas al estar ‘vencidas’”.

“La duración de una zapatilla de puntas depende de factores como la forma del pie, flexibilidad, carga de trabajo, tipo de obra que se baila y modelo de la punta. Las puntas son muchas y variadas, una misma bailarina puede requerir un modelo de puntas para una obra y un modelo para otra, es decir, más suaves o duras, más altas o bajas”.

Sin embargo, utilizar puntas en mal estado o puntas que no sean adecuadas al pie específico de la persona perjudica el resultado técnico de la bailarina y pone en peligro su salud, lo cual puede ocasionar incluso lesiones permanentes”.

RELACIONADO
Comentarios