José Sarmiento Bravo, Director General in Memoriam

El gran remate sí se va del Auditorio

JUAN C. TALAVERA/excelsior

CIUDAD DE MÉXICO.

Luego de que Excélsior informó ayer la cancelación del Gran Remate de Libros en el Auditorio Nacional, la Secretaría de Cultura de la CDMX, que encabeza Alfonso Suárez del Real, confirmó que la edición 13 del encuentro cambiará de sede y de fecha, aunque prometió que buscará “conservar su esencia”.

A través de un comunicado, la dependencia reconoció que el encuentro librero que habitualmente se programa en el periodo vacacional de Semana Santa, se llevará a cabo en el verano y en una sede por definir, tratando de garantizar su esencia para que editoriales, expositores y público en general se beneficien con el encuentro.

La decisión en el cambio de sede sucedió luego de que el Auditorio Nacional les informara que recortaría el espacio para el Remate en cerca de 800 metros cuadrados, los cuales serán utilizados para la construcción de una tienda de souvenirs y la ampliación de dos cafeterías, señaló.

Por tal razón, la Secretaría de Cultura local y la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (Caniem) acordaron que en dos semanas anunciarán la nueva sede y la fecha “para que el encuentro se realice en un sitio reconocido y bien comunicado, con el fin de que el público pueda llegar fácilmente”.

Cabe señalar que el Gran Remate de Libros en el Auditorio Nacional se ha consolidado como la gran fiesta de las letras de la Ciudad de México y una cita obligada de los capitalinos y vacacionistas durante Semana Santa, pues se ofertan títulos con descuentos de entre 50 y 80 por ciento de su precio.

Tan sólo durante su edición 12 contó con una asistencia de 12 mil 500 visitantes, y la participación de 244 expositores que representaron a más de 800 sellos editoriales.

Según cifras oficiales, entre 2008 y 2017 convocó a poco más de un millón de personas y programó 264 actividades gratuitas, como lecturas dramatizadas y en voz alta, cuentacuentos, intervenciones escénicas, charlas, conciertos, talleres, presentaciones, préstamos y trueque de libros, así como conciertos gratuitos con el Órgano Monumental del Auditorio Nacional (OMAN) en al menos las últimas tres ediciones.

Excélsior consultó a algunos editores que asistieron a la reunión convocada por Caniem y la SC local, quienes expresaron su malestar al no considerarse la agenda programada por los editores que participarán en ferias y foros durante el verano.

Además, cuestionaron que el cambio de sede no implicará una reducción en el costo que pagarán por el espacio, lo cual no ha sido confirmado por Caniem ni la SC local.

El comunicado da un agradecimiento: “El Gobierno de la CDMX, a través de la Secretaría de Cultura, agradece al Auditorio Nacional por albergar ediciones pasadas del Gran Remate, que durante más de una década ha buscado reactivar la industria del libro rezagado y fomentar la lectura con precios que superan descuentos de 50 por ciento”.

RELACIONADO
Comentarios