José Sarmiento Bravo, Director General in Memoriam

Dan 71 mdp a música popular; dejan fuera repertorio clásico

JUAN CARLOS TALAVERA

CIUDAD DE MÉXICO.

La Secretaría de Cultura de la Ciudad de México (SC), que dirige Alfonso Suárez del Real, gastará 71 mdp en 14 festivales para promover música electrónica, reggae, hip hop, jazz, salsa, pop, Dj’s, y dejará fuera a la música de cámara, barroca y sinfónica porque esos géneros ya son atendidos con el Festival del Centro Histórico (FCH), y las orquestas Típica (OTCM) y Filarmónica de la Ciudad de México (OFCM).

Así lo dijo a Excélsior, Argel Gómez Concheiro, director de Grandes Festivales Comunitarios, quien también habló sobre los consejos curatoriales que eligen a los artistas participantes y reveló que para operar este presupuesto, la SC lanzó una licitación pública para que una empresa proporcionara los “servicios integrales” en estos festivales. La ganadora fue Viajes Premier S.A., la empresa preferida del exConaculta, y quien se encarga desde la contratación, producción y su logística.

Gómez Concheiro recordó que ya se realizaron cinco festivales: Tiempo de mujeres, del 8 al 17 de marzo, con un gasto de 14.2 mdp y una asistencia de 83 mil 315 personas; Noche de primavera, del 23 de marzo, en donde se gastaron 10.4 mdp y asistieron 250 mil personas; y Tierra Beat, el 27 y 28 de abril, con un gasto de 24 mdp y una afluencia de 101 mil personas.

Así como México, ciudad que baila, del 29 de abril al 12 de mayo, con una asistencia de 101 mil 745 personas; y la Feria Internacional de las Culturas Amigas (Fica) que concluyó ayer, aunque de estos dos aún se desconocen los montos invertidos.

Y quedan nueve por realizarse: Diverso (28 al 30 de junio), Diálogos de verano (9 al 21 de julio), Cantares. Festival de Trova y Canción urbana (27 y 28 de julio), el Festival Internacional de Artes Escénicas (8 al 18 de agosto), la Feria de las Culturas Indígenas, Pueblos y Barrios Originarios (30 de agosto al 8 de septiembre), Cinema Ciudad de México (4 al 13 de octubre), la FIL del Zócalo (11 al 20 de octubre), la Ofrenda monumental del Día de Muertos (1 al 17 de noviembre) y Radical Mestizo (6 al 8 de diciembre), en ninguno de los cuales se programó repertorio clásico o barroco.

Estos 14 festivales son distintos a los 500 encuentros barriales que hace poco mencionó Suárez del Real –en los que se invierten mil 600 pesos por sede–, y así lo apuntó Argel Gómez:

“De los 30 programas prioritarios de la Jefa de Gobierno, dos son culturales: el de grandes festivales, fiestas y ferias, con 71 mdp; y los festivales de barrio que pertenecen al programa de Cultura Comunitaria, al cuidado de Benjamín González.

Sin embargo, pese a la evidente ausencia de música de cámara, barroca y sinfónica, Argel Gómez aseguró que estas propuestas contaron con un diagnóstico. “Todo implicó un diagnóstico sobre la oferta actual en la Ciudad y por eso la programación fue establecida desde principios de año con música de distintos géneros”.

“Por ejemplo, Cantares tendrá trova y canción urbana, y Radical Mestizo música del mundo, mientras en Tierra Beat hubo reggae”, comentó.

SIN EQUILIBRIO

Para Argel Gómez, la ausencia de la música de concierto en estos festivales masivos no es una realidad. “La música clásica está cubierta por el Festival del Centro Histórico, que tiene una larga trayectoria y es especializado en música clásica y es apoyado por la SC local”. Sin embargo, no menciona que éste cuenta con un presupuesto mixto, que desde hace tres años opera en condiciones difíciles y cuenta con una programación limitada.

“Además –añade–hay otra línea de trabajo que no está en estos festivales, como la Típica, la Filarmónica de la Ciudad de México y los coros de la Ollin Yoliztli, que realizan conciertos permanentes”.

¿Por qué no se aprecia un equilibrio en su oferta?, se le cuestiona. “Sí hay esa búsqueda de equilibrios, pero también de la creación de nuevos públicos para dar una oferta plural. Yo sí creo que el FCH cubre un espectro… y que festivales de música electrónica son importante (porque) muchos seguidores y no cuentan con opciones”.

¿Quiénes fueron los curadores de los festivales? “Ana Francis Mor, Magali Lara, Karen Castro, Christiane Burkhard y Jennifer Beaujean, en Tiempo de Mujeres; Natalia Szendro, Nélida Barajas, María Antonieta Peregrina, Gerardo Gerardo Pimentel y Ramiro Puente, en Tierra Beat; Raúl de la Rosa, Edgardo Aguilar, Roxana Abigail Godoy y Ariana Camacho, en Noche de Primavera; y Paula Herrera, Carmen Correa, Shantí Vera, Héctor Garay y Antonio Salinas, en Ciudad que Baila.

¿Era necesario otro festival de cine? “Hay un estudio de consumo cultural, de 2016, donde se dice que sólo el 12% de los capitalinos declara haber ido al cine al menos una vez el año anterior, así que hay una necesidad importante de abrir espacios nuevos para exhibición del cine y atender la falta de distribución de las producciones nacionales y latinoamericanas que no llegan a las pantallas”.

¿De dónde llegan los 71 mdp? “Es un presupuesto de la SC local… y de un recurso aún no establecido del Fondo Mixto de Fomento Turístico, para que estos festivales también promuevan el turismo cultural”.

¿Se replicarán estos festivales en el 2020? “Está considerado en este programa una evaluación de cada festival para probar su interés y viabilidad. Lo esencial es continuar con estos festivales, pero sí es importante que año con año se evalúen. De momento, podría decirte que en los primeros cinco festivales los resultados han sido muy positivos, tanto en el aspecto cuantitativo como también en evaluaciones que hacemos de carácter cualitativo”, concluye.

YO-YO MA fue excepción

La SC local informó que el concierto del violonchelista Yo-Yo Ma, realizado la noche del 27 de marzo, en la Plaza en la Plaza de la República, fue contratado y pagado por un particular. Y aclaró que la autoridad sólo gastó 1 millón 684 mil 392 pesos por el pago de pantallas Led, equipos de audio, carpas para camerinos, escenario, iluminación, generadores eléctricos y seguridad privada.