José Sarmiento Bravo, Director General in Memoriam

¡Cuidado! Si te lloran los ojos o sientes arenilla, podrías padecer ojo seco

¡Cuidado! Abuso de celulares y tabletas puede generar ojo seco, una enfermedad que se está describiendo con mayor fuerza, es un problema con la superficie del ojo que siempre debe estar mojado y en ocasiones no es así, señaló el doctor Óscar Antonio Ramos Montes.

Comparó la superficie del ojo que debe estar mojada con un líquido al que llamamos lágrimas y en muchas ocasiones la distribución de esa lágrima no es homogénea, lo que genera lo que se denomina “ojo seco”.

Eso provoca molestias como comezón, arenilla o lagrimeo, incluso sensación de sequedad.

Señaló que eso a la larga genera problemas para realizar las actividades normales o genera la posibilidad de que cualquier batería o microorganismo tenga esa facilidad porque la función de la lágrima es proteger al ojo de agentes externos.

El problema de ojo seco es multifactorial, en inicio se identificó que era un asunto hormonal, que se presentaba en el climaterio o menupausia, pero ahora sabemos que el uso de celulares, el abuso del aire acondicionado  o trabajar en áreas cerradas con poca ventilación, una mala alimentación, el aumento de la contaminación, entre otros factores.

Explicó que ahora se sabe que el uso de las tableas y celulares es un factor muy importante, porque si se pasa uno mucho tiempo frente a un dispositivo, disminuye su capacidad de parpadeo.

Cuando uno parpadea estaría pensando que cada párpado se abrirá para cerrar de manera hermética, pero cuando uno observa un dispositivo electrónico los párpados se hacen más flojos, parpadean menos, se mueven un poquito menos y la distribución de la lágrima es menor.

El ojo seco es un problema que se controla, pero no se cura, dijo el médico optometrista.

Alertó que antes el problema era en adultos, pero ahora es en personas cada vez más jóvenes, ahora los chicos de 15 y 20 años ya están presentando ojo seco, por lo que habrá pacientes con mucho tiempo de tratamiento y no de la mejor de las formas.

Señaló que el tratamiento dependerá del origen de ojo seco en cada paciente. Pero en términos generales puede ir desde utilizar compresas frías, lágrimas artificiales o requerir tratamientos más agresivos con medicamentos específicos.

Destacó que si el trabajo es permanecer 8 horas o más frente a una computadora, es  recomendable normas de higiene visual.

Recomendó que por cada de 20 minutos de uso de un dispositivo, descansar unos 10 minutos, estar en áreas bien iluminadas y ventiladas.

Señaló que el brillo de las pantallas no necesariamente genera el ojo seco, pero si puede influir si se conjuga con otros factores como el tiempo de exposición ante los aparatos electrónicos.

Asimismo, recomendó disminuir el tiempo de uso de aparatos electrónicos y si no es posible, al menos alternar tiempos, mirar de cerca y mirar a lo lejos.

Dijo que mantener la visión cerca por más tiempo, el ojo pierde la incapacidad de enfocar a diferentes distancias, que a veces en los niños no es tan preocupante pero en personas mayores a los 40 años, se van a generar problemas fuertes y puede generar mayor miopía.

Sugirió bajar el ritmo, observar a los lejos, salir a un lugar ventilado y parpadear con mayor frecuencia y si ya hay sintomatología y considera que los ojos no están enfocando lo suficiente, se deben acerca a un optometrista o algún oftalmólogo.