José Sarmiento Bravo, Director General in Memoriam

Consejos para desintoxicar el cuerpo después de Navidad

Desayuna bien
Y desayuno bien no se refiere a desayuno abundante. El desayuno es el alimento que te proporciona energía suficiente para el inicio del día, puedes optar por pan tostado, jugo de naranja, otras frutas, verduras y huevo.

vita a toda costa alimentos altamente procesados como la bollerpia industrial y los jugos ya preparados que generalmente tienen azúcar añadida. El agua natural también es ideal para acompañar tanto el desayuno como todas las comidas.

Alimentos cocinados a la plancha
Cocinar a la plancha es lo mejor ya que evita el consumo alto de grasas saturadas. Pueden ser también hervidos o al horno, recuerda que la comida frita o ya preparada aporta grandes cantidades de grasas saturadas a la dieta.

Cena ligero
Cenar ligero evita que durante la noche el intestino trabaje a marchas forzadas o se relentice. La cena ligera puede estar compuesta de algunas frutas altas en agua como la piña o la sandía. Estas ayudan a que el organismo las digiera más rápido y sacian el hambre nocturna.

Elige alimentos desnatados e integrales
Después de los excesos de Navidad trata de elegir los productos desnatados y productos integrales; los desnatados ayudan a bajar el consumo de grasas y los integrales aportan más fibra.Los batidos y jugos detox pueden convertirse en aliados importantes para deshacerte de lo que el cuerpo no necesita de manera natural, recuerda que estos no reemplazan a las comidas y no deben ser consumidos por periodos prolongados.

Con información de El Debate