José Sarmiento Bravo, Director General in Memoriam

Confirma INAH cinabrio y hematita en murales tempranos de Teotihuacan

Texcoco, Méx. Especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) confirmaron por primera vez el uso del cinabrio (un sulfuro de mercurio) y la hematita (mineral del óxido férrico) en varios murales del complejo arquitectónico de Quetzalpapálotl, en Teotihuacan, a fin de lograr tonalidades rojizas en las decoraciones de la urbe, entre los años 200 y 350 dC.

Se trata de la primera vez que se confirma el uso del cinabrio, aplicado directamente en la pintura mural temprana, debido a que sólo se había identificado en fragmentos sueltos datados en las últimas etapas del desarrollo estilístico y tecnológico de la metrópoli, entre 350 y 550 dC, señaló Denisse Argote Espino, investigadora del INAH.

La especialista forma parte del equipo interdisciplinario que, en colaboración con expertos del Centro de Física Aplicada y Tecnología Avanzada (CFATA) y del Instituto de Geología de la UNAM, ha aportado su grano de arena al estudio de la policromía en la gran ciudad del periodo clásico mesoamericano, brindando una perspectiva distinta a la luz de nuevos datos.