José Sarmiento Bravo, Director General in Memoriam

Comunidad cultural pide ayudar a FILIJ; envían carta a SEP y SC

JUAN CARLOS TALAVERA

CIUDAD DE MÉXICO.

Ilustradores, editores, narradores y promotores de literatura infantil enviaron una carta a la secretaria de Cultura Alejandra Frausto Guerrero y al secretario de Educación Pública Esteban Moctezuma Barragán, el pasado 22 de julio, en donde solicitaron anuencia para manifestar sus preocupaciones ante la incertidumbre que ha rodeado la organización de la 39 edición de la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil (FILIJ).

Esto luego de que Excélsior (16/07/2019) informara sobre los retrasos y las dudas en la organización de la FILIJ que organiza la Dirección General de Publicaciones (DGP) que dirige María Angelina Barona del Valle.

El documento, al que tuvo acceso este diario, fue recibido por ambas autoridades un día después, tan sólo una semana antes de que María Barona anunciara, de manera general y sin un diálogo franco, los lineamientos elaborados para los expositores que participarán en la FILIJ de 2019.

En dicho anuncio, la funcionaria informó que la FILIJ se realizará del 8 al 18 de noviembre en el Centro de las Artes (Cenart) y del 2 al 10 de noviembre en Mérida, reduciendo su presupuesto en un 50%, por lo que pasaría de 19 a 14 mdp.

Aunado a esto, tal como se registró (Excélsior 31/07/2019), aún no se ha concretado su carácter internacional dado que ningún autor coreano –país invitado– ha confirmado su asistencia.

Así como la reducción en las dimensiones de cada stand, un incremento del 40% en su costo, y la supuesta asignación de un espacio preferencial al lugar que ocupará el stand del Fondo de Cultura Económica (FCE).

En dicha reunión Barona también reconoció que la DGP sólo aportará 10% del presupuesto a la FILIJ Mérida.

Además de la incertidumbre que ha provocado la ausencia de una estrategia para que el traslado de libros a Mérida no represente un costo adicional para los editores, o la ausencia de un programa para los lectores del norte de la Ciudad de México, quienes se quedaron sin feria, por lo que autores, editores y expositores se dividieron entre la incertidumbre y la expectativa.

La misiva remitida a la SC y la SEP define la percepción de los involucrados: “Estamos preocupados por la incertidumbre de un proyecto tan importante, la falta de información y el aparente retraso de su inminente puesta en marcha”.

Los creadores expusieron que “esta feria es un importante evento cultural, cuya principal tarea es refrendar, nutrir y cultivar la relación, la oportunidad y el acceso entre los diferentes públicos o potencialmente lectores con el cada vez más importante, diverso y significativo acervo de lecturas y creaciones literarias de nuestro país, así como el de muchas otras naciones”.

Y recuerda que en algunas de las ediciones anteriores de este foro para primeros lectores se logró reunir a más de 500 mil visitantes nacionales e internacionales.

SIN RESPUESTA

El diálogo solicitado por los creadores, según el documento, busca aspectos esenciales como garantizar la calidad de la feria, dado que es la más importante en habla hispana para niños y jóvenes.

Así como la formación de lectores, agentes productivos y promotores por medio de actividades y programas literarios, artísticos, formativos y académicos de calidad en contenido, logística, profesionalismo y seguridad.

Sin abandonar  la formación de hábitos de búsqueda de prácticas lectoras, de adquisición o el rastreo de nuevos universos literarios y culturales, de espejos imaginativos, de ventanas a lo nuevo e inexplorado.

La carta también solicita la conservación y renovación del impulso gremial y regional que un evento como éste aporta a las estrategias nacionales o locales de promoción lectora, así como el impulso de la memoria y el reflejo cultural.

Sin embargo, hasta donde se tienen noticias, ninguna de las dos dependencias ha programado encuentros con los firmantes de la misiva.

RELACIONADO
Comentarios