José Sarmiento Bravo, Director General in Memoriam

Cierra 2019 con incremento de atención para adictos

GuamúchilSinaloa.- El Centro de Integración Juvenil (CIJ) tiene 50 años trabajando en la prevención para que no solo los jóvenes, sino toda la población en general, eviten consumir cualquier tipo de drogas. Pese a esto en el 2019 se tuvo un registro de un aumento del 30 por ciento en los servicios que esta institución ofrece.

Maricela Peñuelas García, directora del CIJ, señaló que con la llegada de la nueva administración a cargo de Carlo Mario Ortiz Sánchez, han creado mesas de apoyos interinstitucionales y se llevan a cabo jornadas de salud, con la finalidad de poder ayudar a quien lo necesita.

La directora del Centro de Integración Juvenil ponderó que van a continuar con estas jornadas y harán jornadas preventivas en todos los niveles educativos. “En estas jornadas vamos a diferentes instancias de salud y ofertamos los servicios, entonces hacemos promoción y difusión de los servicios interinstitucionales”, citó.

Destacó que el CIJ hace pruebas de aliento de monóxido de carbono con el objetivo de concientizar sobre el daño que causa el consumo de tabaco y de alguna manera ofertar el tratamiento.

Expresó que también acude el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) y lleva a los bebés virtuales para concientizar a los jóvenes sobre la cuestión de los embarazos prematuros.

“Va cada departamento y promueven los servicios de su institución y de alguna manera presta un servicios inmediato y sus campañas de prevención”, dijo la directora del CIJ.

Destacó que la problemática es creciente y sí se aumentó la cantidad de usuarios de los servicios que fueron a solicitarlo.

“Lo que yo puedo decir es que en referencia con el año anterior, aumentó, pero es importante mencionar que los pacientes llegan después de algún tiempo de consumo, no nos llegan de manera inmediata. Con una media más o menos de 5, 6 y hasta 10 años”, citó.

Peñuelas García señaló que las áreas educativas han estado muy al pendiente de los jóvenes que tienen  algunas  conductas y tratan de hablar con los padres y los envían al CIJ.

Cabe mencionar que estos jóvenes tienen de dos a tres años de haber iniciado el consumo de alguna drogra en específico.

Maricela Peñuelas García detalló que la mayoría de los pacientes son condicionados, no acuden por voluntad propia. Señaló que pueden ser condicionados por los padres de familia, por la escuela, pero que por voluntad propia llegan pocos.

Resaltó que la mayoría de los jóvenes son policonsumidores, lo que significa que consumen más de dos sustancias.

Están consumiendo alcohol de manera esporádica, y tabaco más frecuente”.

Dijo además que los jóvenes adolescentes prefieren la mariguana.

POR  DALIA SAGASTE