José Sarmiento Bravo, Director General in Memoriam

Celebración budista

Ayer, la luna llena del tercer mes del calendario budista, fue el Día de Vesak, el “más sagrado para millones de budistas de todo el mundo”, reconoce la Organización de Naciones Unidas (ONU), porque celebra el nacimiento, iluminación y muerte de Gautama Buda.

Según la tradición, el propio Buda dio instrucciones para celebrarlo; aconsejó a las personas no llorar por la extinción del cuerpo físico, sino a seguir sus enseñanzas.

La ONU reconoce la efeméride desde 1999. Es “un homenaje a la contribución que el budismo, una de las religiones más antiguas del mundo, ha aportado durante más de dos milenios y medio y continúa aportando a la espiritualidad de la humanidad”, se lee en su página.

En la imagen, una estatua de Buda iluminada con linternas se presenta en el festival Vesak, también conocido como Buda Jayanti en el Templo Mahamevnawa en Colombo, Sri Lanka.