José Sarmiento Bravo, Director General in Memoriam

Cambio climático: Últimos siete años han sido los más cálidos

MADRID. Los últimos siete años, incluido el 2021, han sido los más cálidos desde que a nivel global se empezaron a registrar las temperaturas anuales en 1850, según los datos de Copernicus, el Servicio de Cambio Climático de la Unión Europea.

El 2021 fue el quinto año más cálido de la historia, con una temperatura media de 0.3 grados superior a la del periodo de referencia 1991-2020, y entre 1.1 y 1.2 grados por encima de las medias preindustriales, según las mediciones de Copernicus que también revelan que las concentraciones de CO2 siguieron en aumento en 2021 hasta llegar a un pico de 414 ppm.

Las medidas adoptadas por los países para contener la expansión del coronavirus en 2020 y 2021 lograron rebajar ligeramente (un 5.5 por ciento) las emisiones de gases de efecto invernadero que provocan el calentamiento global, pero, aun así, “el grueso de las emisiones sigue en el nivel alto que tenía en 2018 o 2019”, lamentó en rueda de prensa el director de Copernicus, Vincent-Henri Peuch.

A nivel mundial, el aumento de temperatura media respecto a los últimos 30 años fue especialmente intenso en Canadá, la costa oeste de Estados Unidos y regiones de África central y Oriente Medio, aseguran desde este servicio implementado por el Centro Europeo de Previsiones Meteorológicas a Plazo Medio (CEPMPM).

Los nuevos datos de Copernicus muestran además que en 2021 se alcanzaron niveles máximos y “preocupantes” de acumulación en la atmósfera de partículas de metano, si bien aún es pronto para determinar el motivo de este récord, que podría deberse a causas naturales (como los humedales) o antropogénicas (como la agricultura o la producción de hidrocarburos).

En tanto, la zona centro de Argentina, donde se ubica Buenos Aires, comenzó a sufrir desde ayer una “semana de calor extremo”, que abarcará hasta el norte del país suramericano, según pronosticó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), con temperaturas máximas que pueden superar 42 grados centígrados.

Ya el fin de semana, el norte de la Patagonia registró temperaturas atípicas, entre 37 y 39 grados centígrados.