José Sarmiento Bravo, Director General in Memoriam

Buscan integrar un padrón nacional de hatos ganaderos

ARTURO RODRÍGUEZ CORONA / ELÍAS MEDINA P. EL SUDCALIFORNIANO.

Sagarpa destina recursos e INEGI-Ayuntamiento de Comondú y SINIIGA signan convenio de colaboración.

COMONDÚ, Baja California Sur. Durante una reunión de trabajo celebrada recientemente en las instalaciones de INEGI Baja California Sur autoridades del Ayuntamiento de Comondú, INEGI y SINIIGA signaron un convenio de colaboración con la finalidad de establecer un convenio de colaboración para establecer un sistema de georreferenciación para ubicar los hatos ganaderos, así como unidades de producción pecuaria.

Representando al Gobierno Municipal asistieron el secretario de Desarrollo Municipal, Alberto Andrés Domínguez Hernández; Miguel Talamantes Mares; Adolfo Chimal Pérez, director de Administración de la Secretaría de Desarrollo Municipal y Juan Leonardo Obeso Nieblas, asesor técnico de la Secretaría de Desarrollo Municipal, y por parte del Sistema Nacional de Identificación Individual de Ganado (SINIIGA) Alejandro Rubio Barrera y del INEGI, su coordinador estatal, Ramón Ernesto Zúñiga.

La identificación de los animales constituye una práctica ganadera habitual que se remonta a la antigüedad. El SINIIGA surge gracias al interés de los productores organizados en México a través de la Confederación Nacional de Organizaciones Ganaderas (CNOG) para establecer un sistema nacional de identificación, donde la SAGARPA destinó recursos para iniciar los trabajos técnicos para el diseño del sistema de identificación.

El SINIIGA es un programa que responde a una política de Estado cuya misión es la de identificar a los animales de interés pecuario a nivel nacional, recabando, integrando y administrando la información desde su origen (nacimiento o importación) hasta su baja (muerte en campo, procesamiento en rastro o exportación) en un Banco Central de Información (BCI) para apoyo de las actividades del sector pecuario.

Buscan ganaderos de BCS mejorar estatus sanitario

Tiene BCS 285 mil cabezas de bovinos en 9 mil unidades pecuarias; sacrifica 13,800 bovinos al año.

Las más de 9 mil unidades de producción pecuaria de Baja California Sur con sus aproximadamente 285 mil cabezas de bovinos podrán exportar a finales de este año su ganado en pie Estados Unidos, Sonora y Sinaloa mejorando sus precios hasta en un 20 por ciento en caso de que se concluya el barrido contra la tuberculosis y el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) modifique el estatus sanitario, un ambicioso programa que requiere de más de 23 millones de pesos entre aportación estatal, federal y de los productores.

El presidente del Comité Estatal de Fomento y Protección Pecuaria de Baja California Sur, Manuel Rangel Vázquez, informó que en reciente reunión con el director en jefe del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), Francisco Javier Trujillo y acompañando al secretario de Pesca, Acuacultura y Desarrollo Agropecuario, Andrés Córdova, se le planteó la posibilidad de que el Gobierno Federal aporte los recursos extraordinarios para esta campaña de barrido en todo el estado y que, en lugar de concluirlo en el 2020, se termine en el presente año.

Lo anterior en base a los acuerdos a los que llegaran el gobernador Carlos Mendoza y el titular de la SADER, Víctor Villalobos, durante la reciente visita del alto funcionario federal a esta entidad.

Rangel Vázquez recordó que en Sinaloa y Colima el Gobierno Federal aportó el 100 por ciento de los recursos para el barrido de tuberculosos bovina, por lo que confió en que este mismo trato se dispense para Baja California Sur.

Destacó la relevancia de este cambio en el estatus sanitario porque subiría de manera automática el precio de los 35 mil becerros que salen de la entidad cada año con destino a Mexicali, Baja California, de un inventario estatal de 285 mil bovinos que podrían ir directamente al mercado de Estados Unidos y a entidades vecinas como Sonora y Sinaloa; el precio en canal subiría de 43 a 53 pesos el kilo y de hasta 30 pesos para el que se comercialice en Sonora, puntualizó.

Informó que a la fecha hay dos ranchos cuarentenados por tuberculosis, uno en el Valle de Santo Domingo con 700 animales y otro en La Paz con 22, citando finalmente que en Baja California Sur se sacrifican cada año 13,800 bovinos de los cuales todos son revisados y sus muestras enviadas a laboratorios.