José Sarmiento Bravo, Director General in Memoriam

Beneficios de los quelites

México.– ¿Todavía no has probado los quelites? Después de leer esta información, no olvidarás traer unos en tu próxima visita al mercadito. Sigue leyendo y toma nota de todos los beneficios que te ofrece.

¿QUÉ SON LOS QUELITES?
Su nombre proviene de la palabra náhuatl quilitl, que significa “planta tierna comestible”.

Hay cerca de 500 especies de hierbas silvestres consideradas quelites, las cuales nacen en temporadas de lluvia. Estas se caracterizan por tener tallos pequeños, blancos y flexibles; otras son de arbustos con tallos altos y duros.

Los quelites más conocidos son el cenizo, el de invierno, la hoja santa, verdolagas, berro, epazote, pápalo, quintoniles, chaya y huazontle, solo por mencionar algunas.

Normalmente nacen en los cultivos de milpa y en cafetales, y su crecimiento se da de forma espontánea, sin que necesiten intervención humana para su cuidado.

No obstante, hay quelites que sí se cultivan para comercializarse, tales como el rábano, los romeritos, la verdolaga, el pápalo y el huazontle.

PROPIEDADES

  • Los quelites, en general, proporcionan grandes cantidades de fibra, que ayuda al buen funcionamiento del sistema digestivo, además de depurar y desintoxicar el organismo.
  • Contienen una cantidad estimable de vitamina A y X, que ayudan a una buena cicatrización, a fortalecer el sistema inmune y mantienen la salud de los vasos sanguíneos.
  • Además, son ricos en minerales como el calcio, el potasio y el hierro, protegen el sistema cardiovascular, la salud ósea y previenen enfermedades como la anemia.
  • Su consumo se recomienda para personas que padecen gastritis.
  • También son ricos en omega-3 y 6, necesarios para diversas funciones del organismo.
  • ALGUNAS CURIOSIDADES
    • Los quelites se consideraban una hierba salvaje y dañina para los cultivos; sin embargo, con el paso del tiempo se ha apreciado por su valor nutricional.
    • Se tiene registro de que todas las culturas prehispánicas los consumían.
    • Son ideales para preparar ensaladas, y también para acompañar tacos, quesadillas y diferentes guisados.
    • A pesar de sus grandes propiedades, su consumo ha decaído por considerarse como “comida para pobres”. Sin embargo, estas hierbas tienen muchos más beneficios que la lechuga, la espinaca o la acelga. ¡Hay que consumirlos!