José Sarmiento Bravo, Director General in Memoriam

Beneficios de comer un buen plato de pozole, lo que no sabías

El pozole es sin duda uno de los platillos preferidos por los mexicanos en las reuniones, pero en especial para la noche mexicana. Se cree que este platillo típico tiene origen desde antes de la conquista, y que era consumido por el emperador Moctezuma que lo ofrecía al dios Xipe Tótec, que ayudaba en la fertilidad del maíz. La palabra proviene del náhuatl ‘pozolli’ que significa caldo espumoso, esto por la apariencia que toman los granos de maíz cacahuazintle al ser hervidos, pues se expanden. Con la llegada de los españoles la receta cambió un poco, pues se piensa que la carne que empleaban para el caldo en la época prehispánica era humana, obtenida de los sacrificios, o del xoloitzcuintle. Te recomendamos… Joven busca su pozole en diferentes tuppers de crema y no salió de la mejor manera | VIDEO Gustavo Adolfo Infante reacciona a insultos de César Bono en su contra: “está mal de la cabeza” Actualmente existen diferentes tipos de preparar el pozole dependiendo de cada región del país, aunque la base de todo es un caldo, el maíz pozolero o maíz cacahuazintle, una proteína, que puede ser de puerco, pollo o mariscos, y también para complacer a los paladares vegetarianos, hay quien le pone hongos y flor de calabaza. Beneficios Pozole rojo, originario de Jalisco. (Instagram: @ale_naturale) El maíz cacahuazintle contiene minerales como el hierro, potasio y magnesio, que ayudan en el flujo sanguíneo, la oxigenación de los órganos y que los nutrientes lleguen a las células, al ser un cereal contiene además fibra, que ayuda a la digestión. PUBLICIDAD Cualquiera que sea el tipo de carne que se emplee (ya sea pollo, puerco, pavo, pescado, etc) contiene una cantidad considerable de minerales como el zinc, el potasio, magnesio, presencia de vitaminas como la A y B, además de ser fuente de proteína que ayudan a nuestra piel, músculos y huesos. Si se le acompaña de verduras, que suelen ser lechuga, rábanos, cebolla, chile y limón, se obtienen vitaminas A, B, C y E, fibra y una aportación de minerales entre los que encontramos hierro, fósforo, yodo, calcio y potasio que ayudan al sistema inmunológico. En el caso del pozole vegetariano, al usar hongos como setas o champiñones, se consigue la obtención de proteínas, de minerales y de vitaminas C, D y B (B1, B2 y B3), y si se agrega la flor de la calabaza se puede obtener ácido fólico, vitamina A, también cuenta con flavonoides, una propiedad que ayuda como antioxidantes y mejoran el flujo sanguíneo. Es así que se considera al pozole como un platillo que contiene todos los elementos del plato de buen comer, por lo que es un buen aliado para ser consumido por los mexicanos, y todos aquellos que quieran deleitarse de la cultura mexicana, a través de un nutritivo, pero sobre todo delicioso caldo. https://www.milenio.com/ciencia-y-salud/pozole-y-los-beneficios-que-tienen-sus-ingredientes