José Sarmiento Bravo, Director General in Memoriam

Así debes cuidar el agua en la casa con o sin cuarentena

CIUDAD DE MÉXICO

En cualquier momento, pero sobre todo ahora de llevar a cabo una cuarentena en casa por la pandemia del coronavirus Covid-19, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) ofrece algunas recomendaciones para cuidar el agua en el hogar.

 

EN LA REGADERA

-No desperdicies la fría. Al bañarte coloca una cubeta para recoger el agua fría mientras sale la caliente; puedes usarla para limpiar la casa, el coche, regar las plantas o dársela a tu mascota.

-No más de 5 minutos. Toma duchas breves y cierra la llave mientras te enjabonas o aplicas champú.

-¡En la regadera no! No te rasures ni cepilles los dientes en la regadera, para eso no es necesario remojar todo el cuerpo.

-¡Todos a ahorrar el agua! Instala economizadores de agua en regadera, escusado y fregadero; son fáciles de colocar y los puedes comprar en tiendas de autoservicio, tlapalerías o ferreterías.

 

AL LIMPIAR EL HOGAR

-¡No esperes que sólo la fuerza del agua haga el trabajo! Usa un cepillo o franela para remover las partículas de mugre al limpiar o lavar.

-No abuses de los productos de limpieza. Mejor utiliza sólo una cubeta de agua, franela y escoba cuando limpies pisos, paredes y vidrios.

-Limpieza sustentable. Usa detergentes biodegradables para la limpieza general de la casa, los trastes y la ropa.

-No la riegues. Aprovecha el agua jabonosa de la lavadora para limpiar los escusados, patio o banqueta.

 

EN EL LAVABO

-Ábrela sólo para enjuagarte. Cierra la llave del agua mientras te enjabonas o afeitas.

-La navaja limpia sin regar el agua. Al afeitarte, enjuaga y limpia el rastrillo o navaja en un recipiente o usa el tapón del lavabo para detener el agua.

-No la dejes correr. Cierra la llave mientras te enjabonas o cepillas tus dientes. Así una familia de 5 personas podría ahorrar hasta 40 litros de agua al día.

 

 

EN EL ESCUSADO

-¡Usa caja ahorradora! Cambia el tanque de 16 litros de agua por el de 6 y ahorra hasta 10 litros de agua por descarga. O bien, coloca en la caja una botella de un litro llena de agua o un tabique para ahorrar algunos litros de agua del escusado.

-Ojo con los olores. Usa algún desodorante sólido o líquido para la taza; podrás acumular algunas descargas de orina, eliminando malos olores, antes de dejar correr el agua.

-Cuidado con el escusado. Revisa con frecuencia el adecuado funcionamiento de la caja de agua del escusado.

-El colorante tu aliado. Pon un colorante en la caja del escusado para identificar fugas: si se filtra hacia el retrete sin accionar la palanca, hay una fuga.

-Hay de tazas a tazas. No utilices la taza del baño como basurero. No desperdicies agua para tirar colillas, pañuelos desechables, toallas femeninas, algodón o cualquier otro objeto.

 

AL LAVAR LOS TRASTES

-Lavar también tiene técnica. Antes de lavar los trastes retira los residuos orgánicos (comida) y deposítalos en un bote o bolsa; no los arrojes por el drenaje ni los revuelvas con los residuos inórganicos (plástico, vidrio, papel, cartón).

-Remoja todos los trastos una sola vez. Si tienen mucha grasa utiliza agua caliente. Enjabónalos con la llave cerrada y enjuágalos rápidamente bajo un chorro moderado.

 

EN LA COCINA

-¡Reusala! Lava las verduras y frutas en un recipiente con agua; tállalas con los dedos o con un cepillo y desinféctalas. Reutiliza el agua para el escusado, regar plantas o el jardín.

-Hierve pero no desperdicies. Para calentar o hervir agua sólo llena lo necesario del recipiente; evita que el agua se derrame o se evapore en vano.

-¡Ahorra mientras cocinas! Para cocinar alimentos usa sólo el agua indispensable en una cazuela y tápala.

-Tanta agua no es recomendable. Usa poca agua al cocinar verduras para conservar lo más posible su sabor y valor nutritivo.

-¡No la tires! Con el agua que utilizaste para cocer los vegetales puedes preparar sopas.

-No uses el chorro para tirar los restos de comida al drenaje, ya que lo puede tapar, mejor ponlos en el bote de basura orgánica o haz composta para fertilizar la tierra de tus macetas o jardín.

-Hielo que da vida. Si te sobra algún cubo de hielo en tu vaso no lo eches en el fregadero, mejor espera a que se derrita y ponlo en una maceta.

 

AL LAVAR LA ROPA

-Humedece y di adiós a la mugre. Remoja la ropa en jabón para que sea más fácil quitar manches y mugre.

-Ahorrando en el lavadero. Si lavas la ropa en el lavadero puedes reutilizar el agua con la que enjuagaste para remojar la siguiente tanda de ropa sucia.

-Hay que tallar bien. Talla a mano o con un cepillo las partes más sucias de la ropa para evitar dobles o triples lavadas.

-Aprovecha el agua de la lavadora para regar tus plantas o jardín.

-!Innovar es lo de hoy! Utiliza la mínima cantidad de jabón o detergente; recuerda usar el que es biodegradable. Busca nuevas tecnologías, ahorras agua, dinero y energía.

-Con carga completa, el agua perdura. Usa la lavadora de ropa sólo con cargas completas, a menos que tenga ajustes para usar menos agua.

 

EN LAS TUBERÍAS

-Revisa regularmente las llaves y tuberías, para detectar fugas y repáralas.

-¡Ciérrale bien! Cuida que las llaves del agua queden siempre bien cerradas después de utilizarlas.

-Evita el goteo de las llaves.  Cambia los empaques cuando sea necesario. Recuerda que gota a gota, el agua se agota

 

EN EL JARDÍN

-Riégala en su momento. Riega las plantas y el jardín sólo cuando sea necesario, durante la noche o muy temprano por la mañana, cuando el sol tarda en evaporar el agua.

-No lo peles tanto. No cortes el pasto muy al ras. La altura conveniente es de entre 5 y 8 cm, así mantienes las raíces sanas, que el suelo tenga sombra natural y que se retenga la humedad.

-Promueve la captación. Recolecta agua de lluvia para regar plantas, limpiar la casa o el escusado.

-Cuidado donde la riegas. Al regar con aspersores ubica y ajusta los grados de giro para no regar partes pavimentadas o que no lo necesiten.

-Menos agua es mejor. No fertilices el pasto en exceso, mientras más crece, más agua demanda.

-¡Al amarillo no! En época de sequías no desperdicies agua en el pasto que se puso amarillo, está inactivo y revivirá cuando haya lluvia normal.