José Sarmiento Bravo, Director General in Memoriam

Arancel de EU a acero, medida ‘aislada’, asegura López Obrador

ISABEL GONZÁLEZ/EXCELSIOR

CIUDAD DE MÉXICO

El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, se mostró confiado en resolver el nuevo desafío lanzado en materia de imposición de aranceles al acero en algunos productos mexicanos anunciado por el gobierno de los Estados Unidos.

El jefe del ejecutivo federal sostuvo que hay una buena relación con el gobierno del presidente Donald Trump y que la medida anunciada el lunes “es aislada e independiente” a la amenaza que en días pasados obligó a ambos países a construir una mesa de negociación para frenar el flujo de migrantes centroamericanos al sur de nuestro país.

De acuerdo con el presidente de México, en las próximas horas abordará el caso de los aranceles con el subsecretario para América del Norte, Jesús Seade, así como también el tema del jitomate.

“Jesús Seade lo que me informa es que es una medida distinta a las que se han aplicado o a la amenaza de aranceles que se presentó hace unos días, es de otro orden.  Sin embargo, vamos nosotros a atender este asunto.

“Ya estábamos viendo lo del tomate, que ha pasado tiempo y se afecta a los productores nacionales, sí tenemos información porque es nuestra responsabilidad, que en el caso del tomate en especial hay intereses políticos electorales en Estados Unidos, en particular en la Florida y con vinculación a un partido y a un legislador de Estados Unidos”, puntualizó ante los representantes de los medios de comunicación.

Insistió en que es respetuoso de la política interna de otros países y no puede extenderse sobre el tema, pero destacó que está enterado del tema y su gobierno hará gestiones en los dos casos porque los funcionarios mexicanos son escuchados en el gobierno de los estados Unidos.

“Es buena la relación, nos escuchan y hay respeto al gobierno de México, como nosotros respetamos al gobierno de Estados Unidos. Vamos a revisar el caso bien y contamos, además de las buenas relaciones, con buenos negociadores, con buenos diplomáticos que ya han tratado estos temas con los representantes del gobierno de Estados Unidos.

“Si hoy Jesús Seade habla a representantes del gobierno de Estados Unidos, lo atienden, le contestan el teléfono, y si solicita una audiencia, una entrevista, se la conceden”, señaló el presidente López Obrador.