José Sarmiento Bravo, Director General in Memoriam

Anhelo y voz de la migración; tres historias para niños

CIUDAD DE MÉXICO.

Una niña de 11 años tuvo que salir de España debido a la Guerra civil, porque sus padres no estaban de acuerdo con la ideología del gobierno; llegan primero a Francia y después a Inglaterra, pero otra guerra obliga a la familia a viajar a México, donde finalmente se establece. Esta es la historia que inspira la novela corta A casa en tres idiomas, de Renata Galindo.

La protagonista de la obra ganadora del Cuarto Concurso de Cuento Infantil y Juvenil Porrúa “Líneas que se cruzan: Historias de migrantes”, que organizaron editorial Porrúa y el Consejo Nacional de Población, es la abuela de la autora y dejó escritas sus memorias. “Quise contar esta historia desde la ficción, para que los niños sepan que la migración ha existido siempre y deben conocer sus motivos”, afirma Galindo.

PUBLICIDAD

Ayer, en una presentación virtual coordinada por la editora Ana Sofía Ramírez, la narradora explicó que no le fue difícil confeccionar este libro con un tema crudo, pues “los niños pueden leer de todo”.

 

 

También hablaron sobre sus libros las ganadoras del segundo y tercer lugares: Laetitia Thollot, por Xylo, el náufrago, y Elizabeth Cruz, por Alas para migrar. La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, escribió los prólogos de los tres títulos. “Fue una de las primeras lectoras. Se dio el tiempo de revisarlos”, destacó Ramírez.

Thollot detalló que Xylo es un niño migrante que naufraga con su padre entre dos costas y terminan viviendo en una isla a donde llega la basura que se arroja al mar. “Luego, el niño cae en manos de personas sin escrúpulos de las que tiene que escapar. Es la aventura de un niño valiente”, indicó la autora.

Y Cruz señaló que Alas para migrar llama la atención sobre el derecho de movimiento de cualquier ser vivo, tanto el hombre como los animales, porque lo hacen para sobrevivir. “Narro la travesía de un murciélago hacia Estados Unidos, debido al cambio climático, y también el día a día de un niño que puede ser hijo de una mujer migrante e intenta comprender por qué su madre se fue”, agregó.

 

Ana Sofía Ramírez añadió que estas tres obras destacaron “por presentar historias entrañables y conmovedoras, capaces de involucrar a la comunidad lectora, desde una perspectiva apropiada, en el drama de la migración forzada”.

Y explicó que, desde 2012, editorial Porrúa une esfuerzos con instituciones gubernamentales para abordar fenómenos sociales y promover la lectura, con el objetivo de “reestructurar el tejido comunitario desde la literatura”.